Música

'Las Perlitas Tapatías', un mariachi femenil que desafió al mundo

En 1989, siendo una adolescente, Alma Rocío Corona tuvo “el atrevimiento” de crear un grupo que interpretara música de mariachi con únicamente mujeres.

Su osadía inició en Guadalajara, la mera cuna del mariachi, rompiendo así con todo tipo de esquemas, tradiciones y actitudes machistas, para añadir la belleza, el talento y la sensibilidad de la mujer tapatía.

De esa manera Alma Rocío Corona fundó “Las Perlitas Tapatías”, el primer mariachi internacional femenino integrado por 10 entusiastas mujeres.

La idea era abrirse paso para trabajar semana a semana llevando su espectáculo de música mexicana a dónde se les solicitara.

“Las Perlitas tapatías” está constituido por madres con hijos, algunas de ellas estudiantes que han afrontado los retos de un trabajo que dominaban los hombres.

En entrevista por teléfono con Notimex en el marco del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora este 8 de marzo, Alma Rocío habla sobre el génesis del grupo, crecimiento y desarrollo nacional e internacional.

Subrayó que al principio todo fue difícil, pues era visto de forma nada grata que un grupo de mujeres ejecutara instrumentos de mariachi y cantara temas vernáculos con el mismo ímpetu y sentimiento que los hombres.

“Han sido 28 años muy interesantes, hemos vivido de todo: cosas muy desagradables, experiencias muy lindas, sacrificios, triunfos y algunas desilusiones, pero gracias a Dios seguimos en la música.

“Hemos enarbolado como bandera nuestra alegría que transmitimos al público que nos solicite, tanto nacional como internacional”, comentó la fundadora de “Las Perlitas Tapatías”.

Al hablar de los inicios de la agrupación, la señora Alma Rocío confesó que fueron los años más difíciles que ha vivido junto con sus compañeras.

“Triste, pero no había espacios en donde mujeres-mariachis pudieran abrirse paso. En todos lados había sólo hombres, sobre todo en Guadalajara, que es una ciudad muy conservadora”.

Comentó que hace 28 años no se hablaba de equidad de género ni de liberación de la mujer, mucho menos en una ciudad donde la mujer sólo estaba asignada y bien vista en su casa.

“No se hablaba de eso de equidad o igualdad, por eso es que valoro mucho lo que hicimos porque rompimos muchas barreras que nos impedían hacer lo que soñábamos.

Compartió que en esos años no sólo tenían qué convencer a sus propios compañeros mariachis de que su participación iba en serio, sino también a la gente que gustaba de escucharlos.

“Lo más complicado fue que nuestros propios compañeros músicos creyeran en nosotras y nos respetaran, porque muchos nos decían: ‘para qué estudian si al rato se casan, tendrán hijos y se retirarán’”.

Ponían en duda que una mujer pudiera tocar una trompeta, o tocar con los dedos sin que se ampollen. “Eso era lo que pensaban al principio, pero cuando ya llevábamos cinco años, todo cambió para bien de nosotras”.

Reconoció que hubo gente que nos apoyó mucho para cumplir nuestro sueño y convertir a “Las Perlitas Tapatías” en una agrupación respetada y que ha llevado su música por el mundo.

Y así ha sido, pues “Las Perlitas Tapatías” han acompañado a grandes figuras del espectáculo como Alejandro Fernández, Lucero, Antonio y Pepe Aguilar, y Lucha Villa.

Han brillado y compartido el escenario con otros mariachis de renombre como “Los Campero de Natti Cano”, ”El Mariachi América”, “Sol de México” y “El Mariachi Vargas de Tecalitlán”.

La directora de la agrupación recordó que “en la historia hubo intento para crear mariachis femeninos, pero no permanecieron por mucho tiempo porque el mismo machismo no las dejaba crecer”.

Apuntó que fue catalogado como el primer mariachi femenil del mundo porque eran la única asociación musical del género que ha estado vigente casi tres décadasy desde entonces no han dejado de trabajar.

Mencionó que aun cuando las cosas han cambiado para las mujeres aún hay varias del pasado que nos las dejan salir adelante. “A pesar de que ya se aplica la equidad de género, por ejemplo, en lo económico no existe esa igualdad en la paga de esa que tanto se habla”.

Acusó que al mariachi femenil se le paga mucho menos que a uno de hombres, sin importar la calidad o la preparación que se pueda tener.

Añadió que la cuestión económica es lo más complicado, pero además la jornada de una mujer mariachi no termina cuando acaba la fiesta o el evento.

“Como mujeres la jornada laboral no termina al concluir el compromiso porque un hombre llega a su casa a descansar, tiene la comida lista, o el desayuno, su copa y su ropa lista para el otro día y nosotras no”, dijo.

Actualmente el grupo está integrado por 10 mujeres, esde jóvenes estudiantes hasta amas de casa y madres solteras.

“Somos diez mujeres, la mayoría tiene una carrera, estudia música. Las más chiquitas van a la preparatoria y también hay mujeres que somos casadas y lo importante es que actualmente todas contamos con el apoyo de nuestras familias”.

Otra de las cosas que innovó “Las Perlitas Tapatías”, además de dar el toque bello de la mujer al género, fue dar color a la vestimenta del traje de charro.

Destacó que ellas irrumpieron en la escena musical e impusieron una moda. “Comenzamos a combinar colores y hacer los trajes más vistos, sin salirnos ni faltar el respeto a esta vestimenta que con tanto orgullo portamos”.

Sobre la competencia que actualmente hay, la señora Corona comentó que en Guadalajara existen ya varios grupos con trayectoria.

“Formar un grupo de mariachi no es fácil, pues sale algo caro, los instrumentos, los trajes de charro, aunque hay de varios precios y tipos, pues los más económicos cuestan como cinco mil pesos.

“Además nos tenemos que mantener en un peso controlado porque si aumentamos los trajes no nos quedan y es muy costoso volver a mandar hacer otro traje”.

Con orgullo, señaló que han participado en eventos como La Cuenca del Pacífico, o la Cumbre Iberoamericana. “Le hemos cantado a Los Reyes de España, al Primer Ministro de Portugal y hemos sido embajadoras de la música regional mexicana ante muchos presidentes del mundo”.

Por toda esta experiencia la directora del primer mariachi femenil del mundo, sostuvo que ser músico es su mayor orgullo.

“Nos sentimos felices de ser embajadoras de la música mexicana para el mundo, hemos viajado a Estados Unidos, Colombia, Corea y Japón; somos mujeres que nos contratan desde fiestas de pueblo hasta grandes eventos.

“Como mujeres nos sentimos realizadas porque gracias a la música podemos cumplir nuestros sueños y además de que es un honor ser mexicana, nos sentimos orgullosas de portar el traje de charro con amor y con mucho respeto”, enfatizó la señora Corona.

NTX/ERV/IAM/MUJER17

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Hablamos de

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.