Síguenos en

Deportes

Cambio de huso horario afectará al Tri en Copa Confederaciones

Foto: Archivo

El trajín de un año de actividad y el viajar a un huso horario diferente sin duda afectan mucho a un futbolista de alta competencia, aseguró el doctor José Meynardo Cedillo, quien comentó que este tema puede ser adverso para la selección mexicana que tomará parte en la Copa Confederaciones Rusia 2017.

“Sí les afecta mucho, en primera por el cambio de horario, son siete horas de diferencia, entonces obviamente esa variación en el horario afecta mucho en lo que es el ciclo de vigilia-sueño”, dijo.

En entrevista con Notimex, el médico de las fuerzas básicas de Cruz Azul y especialista en Medicina Deportiva, explicó que cuando se presenta esta situación “el cuerpo debe trabajar a marchas forzadas”.

“Cuando el jugador quiere dormir, después de un partido como el del domingo (con Estados Unidos) y que viajas de noche, por mucho que duermas, no descansas porque vas en el avión, viajas de noche y llegas tarde-noche a Europa, tendrías que llegar a dormir cuando estás casi alerta”, apuntó.

Explicó que se alteran los factores del estado de alerta y el cuerpo tarda en acostumbrarse un poco porque, para que un organismo se adapte al cien por ciento a un cambio de horario deben pasar entre dos a tres semanas.

“Aquí es prudente y la mayoría de los equipos lo hacen, a los jugadores les dan ciertas sustancias para inducir el sueño cuando no llegan a tener esa facilidad de dormirse o despertarse con el horario nuevo, se les da melatonina que es un inductor del sueño y en dosis bajas nos ayuda a que el jugador trate de conciliar y que no les pegue tanto cuando pase el efecto”, acotó.

Indicó que para los elementos que juegan en Europa, más allá de que pueden estar acostumbrados al horario del “Viejo Continente”, también les perjudica porque vienen de una estadía importante en México.

“El problema es que la selección se concentró hace más de dos semanas, los de Europa llegaron aquí y traían horario de allá, siete horas de diferencia mínimo, adaptarse les cuesta un poco de trabajo”, acotó.

Manifestó luego de dos o tres semanas en el Continente Americano deben “acoplarse al horario en el que estaban, quizá no les cuesta menos trabajo, pero tienen mayor periodo de adaptación porque están más tiempo en ese huso-horario, pero es evidente que sí les pega porque ya estaban acostumbrados al horario de México”.

Dejó en claro que los traslados internos en Rusia, por más cortos que sean, también son algo que al futbolista le impacta de manera negativa.

“Se suma porque lo que hacemos es mover al equipo de una ciudad a otra; no sé cuánto tiempo de viaje entre las ciudades, pero les pega porque traen el trajín del torneo, de la concentración, el estrés, la adrenalina de los partidos que jugaste, más la que está por los partidos que vienen”, sentenció.

NTX/RBA/AGG

Noticias de agencia y redacción

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Más en Deportes