Ciencia

Astrónomos rastrean halos gaseosos en busca de materia perdida

Astrónomos del observatorio espacial XMM-Newton, de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), han rastreado los halos gaseosos que rodean las galaxias en busca de materia perdida, sin resultados favorables hasta las últimas investigaciones.

El estudio elaborado por Jiangtao Li, de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, expone que se observa que el contenido de bariones (partículas subatómicas) alrededor de galaxias locales es menor de lo que se necesita en la nucleosíntesis de Big Bang o primordial.

La nucleosíntesis primordial es el proceso en el cual se crean nuevos elementos químicos a partir de reacciones atómicas. Este se realiza en el interior de estrellas y explosiones de supernovas.

Las simulaciones indican que una fracción significativa de estos “bariones desaparecidos” pueden estar almacenados en un entorno circungaláctico tenue y caliente alrededor de galaxias masivas que se extienden hasta el radio virial o más allá de sus halos de materia oscura.

De acuerdo con la ESA, toda la materia del Universo existe en forma de “normal”, invisible y de manera particular en materia oscura, que es seis veces más abundante.

Los científicos que estudian galaxias cercanas descubrieron en los últimos años que contienen tres veces menos materia normal de la esperada, como en el caso de la Vía Láctea, la cual presenta menos de la mitad de la cantidad prevista.

“Un misterio que preocupa desde hace mucho tiempo, que ha llevado a los científicos a hacer grandes esfuerzos para buscar esta materia perdida”, dijo el autor principal del artículo, Jiangtao Li.

“¿Por qué no está en las galaxias o, si está, por qué no la vemos? Y si no está, ¿dónde está? Es importante resolver este rompecabezas, ya que es una de las mayores incertidumbres en nuestros modelos, tanto del Universo temprano como de la formación de las galaxias”, expresó el astrónomo.

Ante este panorama, los científicos creen que en lugar de encontrarse en la mayor parte de la galaxia observable mediante la óptica, se podría hallar en una región de gas caliente que se extiende más allá, formando el halo galáctico.

Los halos esféricos y calientes se han detectado con anterioridad, pero al ser regiones tan tenues resultan difíciles de observar a detalle, esto debido a la que emisión de rayos X se puede perder y resultar imposible de distinguir de la radiación de fondo.

Para el desarrollo del estudio, Jiangtao y su grupo de investigación estudiaron seis galaxias espirales similares y combinaron los datos para crear una galaxia con sus propiedades medias.

“De esta forma, la señal de la galaxia resulta más potente y el fondo de rayos X muestra un mejor comportamiento”, explicó Joel Bregman, coautor del artículo.

“Así, fuimos capaces de ver la emisión de rayos X unas tres veces más lejos que si observáramos una única galaxia, por lo que nuestra extrapolación resultó más precisa y fiable”, dijo.

Los resultados arrojaron que, al final, el halo que rodea galaxias como las observadas no puede contener toda la materia perdida. A pesar de extrapolar casi 30 veces el radio de la Vía Láctea, sigue habiendo un déficit de casi tres cuartas partes de la materia prevista.

NTX/ICB/MAG

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Redacción

Noticias de agencia y redacción

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.