Salud

Implante de células madre podría combatir la degeneración macular

Un equipo médico de la Universidad del Sur de California logró avances prometedores con el uso de membranas de células madre para combatir la degeneración macular, enfermedad del ojo ocasionada por degeneración, daños o deterioro de la mácula.

Los investigadores hicieron crecer una serie de membranas de células madre en un laboratorio esterilizado, para luego ser insertadas en los ojos de cuatro personas con degeneración macular seca (o degeneración macular asociada a la edad).

Los voluntarios que recibieron este parche ‘vivo’, y que padecían la versión seca y avanzada de la enfermedad, han mejorado su visión.

La delgada lámina de células madre embrionarias humanas es la clave de un nuevo implante ocular que podría convertirse en un tratamiento eficaz contra la degeneración macular seca, la enfermedad que más ceguera causa y que, de momento, carece de cura. Se estima que 196 millones de personas en todo el mundo tendrán algún tipo de degeneración macular para 2020.

Las personas con el tipo seco sufren de un adelgazamiento progresivo del epitelio pigmentario de la retina: una capa de células que sostienen y nutren los fotorreceptores sensibles a la luz. Sin esta capa, las células fotorreceptoras también mueren, lo que provoca una pérdida de visión que se va desarrollando lentamente.

El objetivo de la membrana de células madre es sustituir esa capa que se va destruyendo, según los resultados publicados por la revista Science Translational Medicine.

Los investigadores controlaron a los cuatro pacientes durante un año y descubrieron que su vista no empeoraba. Pero dado que el objetivo del estudio era averiguar si el implante era seguro, solo se alistaron voluntarios con una degeneración macular muy avanzada.

El investigador responsable del estudio, Amir Kashani, no esperaba por esta razón que la membrana mejorara la visión de ningún paciente. Sin embargo, “después de la cirugía, un paciente fue capaz de leer 17 letras más en una tabla optométrica de las que podía leer antes de la cirugía”, dice Kashani.

En tanto, otro equipo desarrollado un implante parecido contra la forma húmeda que también ha dado unos primeros resultados alentadores en humanos.

El equipo de investigación del Hospital de Oftalmología Moorfields en Londres (Reino Unido), informó que había desarrollado un parche similar de células madre que fue capaz de restaurar la vista en dos pacientes con degeneración macular húmeda, una versión de la enfermedad provocada por vasos sanguíneos anormales que se filtran en la parte central de la retina.

Pero ambos estudios eran pequeños y ninguno tenía grupos de control y por eso es difícil saber si los beneficios percibidos pueden atribuirse a las terapias con células madre.

El biólogo de células madre de la Universidad de California, Paul Knoepfler, explicó que la investigación de terapias basadas en células madre es lento debido a los riesgos de seguridad involucrados. El experto detalla: “Ya hemos visto ejemplos de lo mal que puede salir si se usan atajos con las células madre”.

El año pasado, por ejemplo, la FDA prometió tomar medidas enérgicas contra las clínicas fraudulentas que cegaban a los pacientes con inyecciones oculares de células madre obtenidas a partir de su grasa.

Las células madre fueron extraídas por primera vez de un embrión humano hace 20 años, y pensaron que podrían usarlas para tratar todo tipo de enfermedades, desde trastornos oculares hasta diabetes. Pero ese sueño aún no se ha cumplido.

NTX/I/GBM/JEH

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.