Ciencia

Ali Guarneros, la mexicana que triunfa en la NASA

El terremoto de 1985 fue el detonante para que la familia de Ali Guarneros decidiera migrar a Estados Unidos, en donde la vida le tendría preparada una sorpresa a la ahora ingeniera aeroespacial de la NASA.

La joven mexicana llegó a California en 1988. A la edad de 18 años y siendo la hija mayor, Ali empezó a trabajar para ayudarle a su madre en la manutención de sus hermanos, situación que la alejó de los estudios, pero no de sus deseos de superación.

Al paso de los años Guarneros se hizo madre de cuatro hijos, a quienes dedicó cinco años de su vida sin estudiar ni trabajar. Ya separada de su pareja, dos de sus hijos fueron diagnosticados con necesidades especiales, lo cual impulso a la originaria de Iztapalapa a retomar sus estudios.

Entonces decidió escribir un nuevo capítulo en su vida, en el cual recordó que desde los siete años ella quería ser ingeniera aeroespacial. “Yo sabía que tener una carrera me iba a permitir darles a mis hijos estabilidad y una mejor calidad de vida”, expresó en entrevista.

Después de una charla que tuvo durante las actividades de la final nacional del Robotix Faire 2018, externó que como migrante es difícil llegar a un país con una cultura diferente y sobre todo con un idioma que no es el propio. Sin embargo, recomendó a todos los mexicanos que viven en Estados Unidos luchar por sus sueños.

“Las circunstancias no tienen que definir tu destino. Tienes que ver tu valor como ser humano y observar en que puedes contribuir a la sociedad”, sostuvo.

En 2010, Ali Guarneros logró ser parte de la Administración Nacional De La Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus sígalas en inglés), lugar donde nunca pensó llegar, debido a su situación de madre, de mujer y de latina, además del factor de la edad.

Parte del trabajo que desarrolla en la agencia espacial estadunidense es realizar satélites miniatura que contribuirán a futuras misiones espaciales, como a la Luna y Marte. Este tipo de tecnologías son de utilidad para los astronautas que se encuentran en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés)”.

“Ser ingeniero aeroespacial es difícil en el sentido o de que no existen muchas mujeres en esa rama, inclusive en los Estados Unidos”, sostuvo.

“La mayoría de la gente piensa que como eres ingeniero estás haciendo tus propios diseños, y que se los dan al técnico y ellos lo hacen, lo que nosotros hacemos es que tenemos la idea, desarrollamos el concepto, lo fabricamos, lo validamos y lo ponemos en experimentación, es todo un círculo”, puntualizó.

NTX/ICB/HTV/MUJER17/ASTRO16/

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Hablamos de

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.