Ciencia

Medicamento elaborado en Rusia alarga la vida de ratones con cáncer

Un grupo de científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS (NUST MISIS) y la Universidad Nacional de Investigaciones Médicas de Rusia Nikolái Pirogov llevó a cabo con éxito estudios preclínicos de un nuevo medicamento contra el cáncer que incluye nanopartículas de magnetita.

Las pruebas mostraron un incremento de un 69,5% en la esperanza de vida de ratones enfermos. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista Nanomedicine.

El medicamento incluye dos componentes: nanopartículas esféricas de magnetita que contienen un citostático —sustancia tóxica que destruye células cancerosas— y moléculas de vector que funcionan como “conductoras” para llevar las partículas con la sustancia tóxica al órgano afectado.

La molécula representa un anticuerpo al factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF por sus siglas en inglés), una proteína señalizadora que elaboran las células para estimular la formación del sistema circulatorio embrionario. De ese modo, la molécula funciona como una llave en una cerradura, es decir, encuentra un tipo determinado de células y se adhiere a ellas.

Los científicos rusos fueron de los primeros que emplearon en forma específica la molécula de vector que anteriormente se empleó como medicamento independiente. A pesar de que la monoterapia con el uso de estos anticuerpos no mostró una alta eficacia, el uso de la proteína en calidad de ‘conductora’ para llevar medicamentos al órgano necesario no parece menos prometedor.
“Las investigaciones pusieron de relieve que la terapia propuesta es eficaz: los experimentos in vitro e in vivo mostraron que la esperanza de vida de los animales tratados con el nuevo medicamento aumentó un 69,5%: de 23 días a 39”, explica Maxim Abakúmov, jefe del laboratorio de Nanomateriales Biomédicos de la NUST MISIS que encabeza el grupo científico.

“Además, el medicamento elaborado puede usarse para visualizar el tejido del tumor en las imágenes por resonancia magnética. Esto puede usarse hipotéticamente para facilitar el trabajo de cirujanos para determinar los límites del órgano afectado”, agrega.

Los científicos de la NUST MISIS trabajan por cuarto año consecutivo con nanopartículas de magnetita para crear medicamentos para tratar el cáncer. Además del suministro de medicamentos al órgano necesario al que se refiere esta investigación, las partículas de óxido de hierro dan buenos resultados en la terapia de hipertermia.

Este método consiste en la introducción de nanopartículas de magnetita en el órgano afectado donde se acumulan. Posteriormente, se les expone a un campo electromagnético alterno, en estas condiciones se calientan hasta 43º-45º, lo que aumenta la temperatura en las células cancerosas que las destruye.

Como se sabe, las células cancerosas son más sensibles a cambios de la temperatura que las células sanas. Así las cosas, el método no afecta al tejido sano. Ahora el grupo científico continúa las pruebas y la optimización del nuevo medicamento que saldrá a una nueva etapa de estudios preclínicos en 2019.

Notimex

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.