Viral

Mujer pierde los dedos del pie y casi la vida por usar un DIU

En Baltimore, Estados Unidos, Tanai Smith, compartió detalles de su complicada recuperación después de que su dispositivo intrauterino DIU se rompiera dentro de su cuerpo.

La historia comienza cuando a un mes de dar a luz los doctores le sugirieron que si ya no quería tener más hijos se colocara el dispositivo asegurando “era el mejor y el más seguro de su tipo”.

Durante 3 años lo tuvo sin complicaciones hasta el día que sintió un agudo dolor en el estómago.

Lo primero que me vino a la mente fue: ‘¿Es este el DIU?’, se cuestionó.

Eventualmente el dolor se volvió tan grande que tuvo que abandonar su trabajo e internarse en un hospital donde se le realizó una radiografía.

El médico entró con una expresión extraña en la cara y dijo que definitivamente el DIU estaba ahí, pero que había sido empujado hacia el área pélvica por lo que tenía que someterme a una cirugía”.

Smith se operó el 13 de diciembre, y aunque los médicos pudieron quitarle parte DIU, varios pedazos se quedaron dentro.

Aunque salió con vida de la cirugía, los doctores le informaron que el dispositivo se había movido hasta su hígado antes de su extracción. Días más tarde, entró en shock séptico y sus manos y pies se hicieron negros porque perdió el flujo sanguíneo.

“Mi órgano comenzó a fallar. Estaba en un respirador, estaba en diálisis porque mis riñones no funcionaban correctamente. Todo lo que podría salir mal salió mal. A mis padres se les dijo que yo era la paciente más grave en el piso y que no pensaban que iba a lograrlo. Pero con fe y Dios las oraciones que todos enviaron, estoy aquí hoy”, celebra la fémina.

Lamentablemente a inicios de mayo le tuvieron que amputar los dedos del pie.

“Finalmente estoy saliendo a contar mi historia porque siento que puedo ayudar a alguien”, afirmó.

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.