Ciencia

Científicos descubren evidencia de producción de pan hace 14 mil años

Científicos encontraron la evidencia más temprana de la preparación empírica de productos parecidos al pan, un alimento básico en la historia de la humanidad, que data de hace más de 14 mil años.

Se trata de restos de alimentos carbonizados que fueron hallados en Shubayqa, un sitio de grupos de cazadores-recolectores natufios, ubicado en el noreste de Jordania, y permitieron a los investigadores reconstruir la cadena de producción temprana de productos parecidos al pan.

Investigadores daneses y británicos analizaron un total de 24 restos de comida carbonizada que, según pruebas de radiocarbono, datan de 14 mil 600 años atrás, es decir cuatro mil años antes del surgimiento de la forma de vida agrícola neolítica.

Los resultados del análisis, publicados en la revista científica PNAS, revelaron que en la preparación de esos alimentos se utilizaron antepasados silvestres de cereales domesticados como el llamado einkorn y tubérculos para producir alimentos similares al pan pita.

Los orígenes del pan han estado asociados durante mucho tiempo con la aparición de la agricultura y la domesticación de cereales durante el Neolítico en el suroeste de Asia, cuando los agricultores comenzaron a depender del cultivo para su subsistencia.

“Nuestros hallazgos proporcionan datos empíricos para demostrar que la preparación y el consumo de productos parecidos al pan son anteriores a la agricultura en al menos cuatro mil años”, afirman los investigadores.

Los análisis interdisciplinarios indican el uso de algunos de los “cultivos fundadores” de la agricultura del sudoeste asiático y alimentos de raíz, mientras que la evidencia arqueobotánica disponible para el período de Natufian, indica que la explotación de cereales no era común durante este tiempo.

Shubayqa está en un área conocida como Desierto Negro, noreste jordano, y fue encontrado y escasamente cavado en la década de 1990, pero arqueólogos de la Universidad de Copenhague, bajo los auspicios de Jordania, han llevado a cabo cuatro temporadas de excavación entre 2012 y 2015.

El sitio consta de dos edificios superpuestos bien conservados y una estructura semisubterránea con un pavimento de losas cuidadosamente construido con piedras de basalto locales, en la cual se halló un conjunto de piedras astilladas, herramientas de piedra molida, huesos de animales y restos de plantas.

En el centro de la estructura se encuentran dos chimeneas y los científicos se centraron en el contenido de éstas, que se dejó intacto después de su último uso.

Los investigadores hallaron siete fechas de radiocarbono en los restos de alimentos carbonizados dentro de la chimenea, y todas ellas corresponden con el periodo natufiano temprano.

Por lo tanto, nuestros antepasados pudieron haber usado su pan plano como envoltura para carne asada o bien, podría tratarse del sándwich más antiguo del mundo.

En resumen, los habitantes explotaron cereales silvestres, pero también consumieron alimentos de raíz, recursos vegetales cuyo valor económico ha sido ignorado en gran parte, debido a su baja visibilidad arqueológica.

NTX/I/VRR/RMB/

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.