Salud

Desarrollaron terapia génica que funciona contra la fibrosis hepática

A nivel experimental, científicos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y del Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, desarrollaron una terapia que ayudaría a revertir la fibrosis en el hígado.

En esta investigación que obtuvo el primer lugar como Mejor trabajo de Investigación en el Décimo Tercer Congreso Nacional de Hepatología, comprobaron que, con dicha terapia, es posible combatir la cirrosis, un problema de salud pública en el ámbito internacional.

El director del Instituto de Biología Molecular en Medicina y Terapia Génica, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la UdeG, Juan Armendáriz Borunda, señaló que desarrollaron vectores adenovirales con el gen de la proteína denominada MMP8 administrados en músculos, los cuales estimulan la regeneración hepática.

Destacó que los resultados son prometedores en los animales, ya que –aseguró-se revierte la fibrosis. “Los animales mejoran en sus pruebas funcionales hepáticas, pero son modelos experimentales”, añadió el especialista quien agregó que también han identificado que el mecanismo puede funcionar para aliviar la fibrosis renal.

En los últimos 20 años, los investigadores del CUCS han empleado la terapia génica enfocada en la cirrosis hepática, encontrando que ésta puede ser reversible. El tratamiento debe incluir cambios en la alimentación y actividad física, entre otras acciones.

Este estudio tiene el nombre de “Estrategia terapéutica para revertir la fibrosis hepática utilizando un vector ADMMP8 administrado en músculo”, informó en un comunicado la UdeG.

De acuerdo al proyecto científico, los especialistas emplean proteínas del organismo que degradan la fibrosis en el hígado, lo que ayuda a regenerarlo y lo vuelve funcional.

Parte del trabajo es emplear vectores, unos virus que no generan infecciones, sino que llevan el DNA de la proteína hacia el músculo, el cual empieza a producir dicha proteína, que se va al hígado y lo regenera.

Juan Armendáriz explicó que su labor es inyectar la proteína MMP8 y detalló que como si las células del músculo fueran una fábrica, esta proteína transita por la circulación y llega al órgano afectado.

Armendáriz Borunda dio a conocer que lo que sigue es tratar a pacientes con cirrosis. Para ello, están en pláticas con representantes de instituciones públicas y privadas, a fin de obtener los fondos suficientes con miras a probarlo en pacientes humanos.

Destacó la importancia del estudio, ya que tan sólo en México ocasiona la muerte de 37 mil personas al año.

La cirrosis hepática es causada por la ingesta de alcohol, así como por la susceptibilidad genética. La afección principal es el hígado, pero al ser una enfermedad degenerativa, afecta a todo el individuo, por lo que las estrategias del CUCS están encaminadas a detener y revertir el proceso y auxiliar en el tratamiento terapéutico.

Representantes participantes en la investigación, recibieron el premio de la Asociación Mexicana de Hepatología, en un congreso que se realizó en Cancún, Quintana Roo, del 13 al 16 de junio pasado.

NTX/MSG

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.