Famosos

Actriz de ‘Blade Runner’ devuelve laptops a productora

Sean Young devolvió el martes dos laptops que fue acusada de robar de una empresa productora de cine que la había despedido, luego que el nuevo director la exhortara a entregarse a la policía.

Las dos computadoras portátiles que los productores alegan que Young robó de un estudio de la película Charlie Boy en Nueva York aparecieron repentinamente en la oficina de su abogado en Manhattan.

La estrella de Blade Runner (1982), de 58 años, dijo al New York Daily News que los productores habían montado un ardid publicitario para su filme a través del revuelo mediático ocasionado por las laptops desaparecidas.

Timothy Hines, que asumió la dirección del filme tras el despido de Young, salió de la oficina en el centro de Manhattan con las computadoras, las cuales dijo que contenían planes de producción “irreemplazables”.

“Queremos que cualquier cargo en su contra sea retirado”, dijo.

Una vocera del Departamento de Policía de Nueva York dijo que no había sido notificada de la novedad y se abstuvo de hacer declaraciones sobre la investigación del supuesto robo. No se había formulado ningún cargo.

Young fue despedida hace varios meses en medio de una disputa con los productores.

Admitió que entró al estudio en Queens el pasado jueves para retirar sus pertenencias y dijo que se llevó erróneamente dos laptops en lugar de las suyas.

No existían tales computadoras”, dijo Hines. “Ella tenía una computadora que nosotros le dimos y se la había llevado”.

Hines dijo que Young entró sin autorización al estudio, pero la actriz dijo al Daily News que tenía un email que probaba que tenía el permiso del dueño del edificio.

Previamente el martes, Hines dijo que Young fue la que creó un ardid publicitario.

“Esta fue su venganza con nosotros”, concluyó el director.

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Hablamos de

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.