Entretenimiento

Asegura académico que caricaturas fomentan respeto a diversidad sexual

Christian Marcelo Ramírez Guerrero, académico que se ha dedicado a estudiar series animas populares entre niños y jóvenes como “Steven Universe”, afirmó que este contenido televisivo que incluyó, por ejemplo, una boda gay, contribuye a visibilizar y fomentar el respeto de la diversidad sexual.

El profesor de la Preparatoria 19 del Sistema de Educación Medio Superior de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y maestro en Sexología Clínica, consideró positivo que en los últimos años existan personajes con características disruptivas en los programas de televisión.

No obstante, el especialista enfatizó en un comunicado de la institución universitaria que la supervisión y acompañamiento de los padres es importante, ya que podría existir el riesgo de que se tome como referencia a los personajes para poner apodos con actitud homofóbica.

Recientemente, a través del canal Cartoon Network, se transmitió a toda Latinoamérica la boda de Rubí y Zafiro, personajes femeninos de la serie animada “Steven Universe”, la cual está considera entre los programas de televisión más populares.

Esta caricatura es la que más se ve en México de acuerdo a la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales más reciente que dio a conocer el Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) en 2016, mientras que “Bob Esponja” es la caricatura más vista en televisión abierta por niños de entre 7 y 12 años con 33 por ciento, a la que le siguen “El Chavo Animado” con 30 por ciento y “Dragon Ball”, con 22 por ciento.

En el comunicado de la UdeG, el experto se refiere a la caricatura “Bob Esponja” en la que, por ejemplo, el personaje es una esponja que vive en el mar, cuyo comportamiento dista del típico esperado de un hombre; también está Arenita, una ardilla hembra que tiene comportamientos “no propios” de una mujer y es más ruda que Bob Esponja.

Estos programas, afirmó, ayudan a promover la idea de respeto de la diversidad; sin embargo, Ramírez Guerrero destacó que los adultos deben incentivar este respeto.

Siendo un tema controvertido, el investigador exhortó a los padres a que conozcan la clasificación de los contenidos que ven sus hijos. En México son AA (para todo público e infantiles), A (para todo público, con violencia de fantasía y cómica), B (para mayores de 12 años, con violencia moderada), B-15 (para mayores de 15 años con supervisión), y C y D (para adultos).

“Las caricaturas que hablan sobre la diversidad sexual no están clasificadas como C o D, sino que son para niños como tal. Es preferible evitar que vean contenidos violentos, y cuando tienen una idea de rechazo hacia un personaje, hay que ver qué le dice el personaje de sí mismo”, recomendó.

NTX/MSG

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.