México

Caminar horas para obtener agua potable, historia de miles de personas

En Tzajalá, una pequeña comunidad chiapaneca, en el municipio de Chillón vive María Sánchez, quien junto a su familia, cuando no tiene hambre, tiene que recorrer al menos una hora para obtener agua del pozo más cercano a su casa incrustada en el monte.

De apenas 36 años de edad, de origen indígena, el hogar donde vive María con sus cuatro hijos y su esposo, la cuenta con una hermana que obtuvo una donación, la que almacena el agua pluvial tanto para sus huertos, como para atender a sus hijos hijos

A pesar de que 70 por ciento de la superficie de la Tierra está cubierta por agua, 97.5 por ciento es salada, es decir, 2.5 por ciento es agua dulce. Sin embargo, el total de este tipo de agua, casi el 70 por ciento no está disponible para el consumo humano, ya que se ha encontrado en forma de glaciares, nieve o hielo.

Por lo anterior, se estima que 0.77 por ciento es accesible al ser humano, y se puede encontrar en lagos, ríos, humedad del suelo y depósitos subterráneos poco profundos.

Esta es una de las reflexiones de la Semana Mundial del Agua, en Estocolmo, Suecia, cuya temática será “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”.

A menudo estos lugares que albergar el agua, cuya renovación es por infiltración, se encuentra lejos de las áreas pobladas, como en el caso de María, cuando no tiene agua pluvial en su cisterna, baja del monte por un camino empedrado.

Para después de 20 o 30 minutos de caminata llegar al pozo y sacar el líquido vital que pone en peligro la bebida de la mañana, antes de usarlo para la preparación de los alimentos.

“Aquí no me llega nada de agua”, comentó a Notimex, María Sánchez, una de las 2.1 billones de personas con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuidando de acceso a servicios de agua potable, manejado de manera segura.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) están reduciendo la población mundial sin acceso sostenible a agua potable.

En la meta 6.1 de los ODM, detalló la Organización Mundial de la Salud (OMS), se exhorta a lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio viable.

De acuerdo con esta misma publicación, en 2015, había dos mil 100 millones de personas sin servicios gestionados de forma segura, de los cuales 423 millones se ofrecen de agua, depozos y manantiales sin protegidos.

En tanto, 159 millones de personas recogen agua superficial no tratada en lagos, estanques, ríos o arroyos.

La OMS destaca que de aquí a 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua, no obstante, la reutilización de las aguas residuales para recuperar agua, nutrientes o energía es una estrategia importante.

Estas cifras se dan ya que persisten desigualdades geográficas, socioculturales y económicas, tanto en zonas rurales como ciudades.

Ante esta problemática, diversas empresas, a través de su área de responsabilidad social, ayudar a las personas a tener agua para el consumo humano, como P & G, que regala una gente como María, un polvo contaminante que transforma el líquido sucio en limpio.

María Sánchez comentó que, en temporada de lluvias, el líquido vital con el producto que recibe, Un Kilo de Ayuda, el cual ha beneficiado su vida cotidiana.

“Tomo el agua de mi tanque. La preparación en la tarde o en la noche, para la mañana fresca. Hago 20 litros”, apuntó.

“Uso puro agua de lluvia, me ha ayudado a que no tenga más leña, solo la necesaria para hacer la comida. Con estos sobres, ya no me voy a levantar temprano a hervir el agua”, señaló.

NTX/ICB/LCH

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.