Ciencia

Desarrollan gel que ayuda a células madre a reparar músculos lesionados

Científicos del Instituto de Tecnología de Georgia desarrollaron un hidrogel que ayudará a la administración eficaz de células madres para restaurar tejido muscular.

Hasta el momento, el proceso utilizado con células madre para atender daños musculares es de difícil aplicación, porque el proceso natural del cuerpo humano libera sustancias tóxicas que impiden su acción.

Los expertos diseñaron una matriz molecular, el hidrogel, para administrar células madre musculares llamadas células musculares satelitales (MuSC) directamente al tejido muscular lesionado, para agilizar el proceso de curación en los pacientes y proteger esas células de reacciones inmunes severas.

En un comunicado, el Instituto informó que el método fue exitoso en ratones con deficiencia de tejido muscular que emulaba la distrofia muscular y, de avanzar en la investigación, la nueva terapia con hidrogel podría mejorar la calidad de vida de los pacientes con lesiones musculares.

Young Jang, profesor de la Escuela de Ciencias Biológicas del Instituto de Tecnología de Georgia y uno de los científicos participantes, explicó que en los músculos envejecidos o distróficos, las células inmunes conducen a la liberación de químicos tóxicos como citoquinas y radicales libres que matan las células madre introducidas.

Detalló que hasta el momento, sólo entre uno y 20 por ciento de los MuSC inyectados llegan a los tejidos dañados. Además, algunos daños en el tejido hacen que cualquier inyección sea inviable, por lo tanto existe la necesidad de nuevas estrategias de administración.

En ese sentido, el hidrogel desarrollado protege las células madre, que se multiplican y prosperan dentro de la matriz molecular.

“El gel se aplica al músculo lesionado, y las células se injertan en los tejidos y ayudan a sanar”, agregó Woojin Han, investigador postdoctoral en la Escuela de Ingeniería Mecánica.

Los hidrogeles son soluciones a base de agua de componentes moleculares que se asemejan a “cruces”, y otros componentes que hacen que los extremos de esas cruces se unan entre sí. Cuando los componentes se unen, se fusionan en “redes moleculares” suspendidas en agua, lo que da como resultado un material con la consistencia de un gel.

Si las células madre o un medicamento se mezclan en la solución, cuando se forma la red o matriz, las protege para su desempeño y disipación en el cuerpo.

NTX/MSG

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.