México

Desechos no biodegradables afectan flujo de la cuenca del Río Lerma

Estudiantes y académicos universitarios trabajan con humedales para recuperar la cuenca del Río Lerma, fundamental para la Ciudad de México porque provee de agua potable, brinda humedad a miles de hectáreas de cultivos y contribuye a la generación de energía eléctrica.

La investigadora del Departamento de Ciencias Básicas de la Unidad Azcapotzalco, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Icela Dagmar Barceló Quintal, informó lo anterior durante el Foro Desarrollo Urbano y Planeación.

Explicó que debido a las descargas de residuos tóxicos industriales y domésticos, los humedales (áreas esenciales de protección para la vida silvestre) pierden paulatinamente su calidad como bioma.

Advirtió que de continuar este proceso contaminante, el Lerma, que es el río más largo del país con una extensión de 708 kilómetros, podría morir y causar serios problemas económicos en Querétaro, Michoacán, Guanajuato, Jalisco y el Estado de México.

Icela Dagmar detalló que los principales contaminantes de la cuenca son desechos y químicos no biodegradables que impiden el flujo adecuado de ese afluente.

La experta en Ingeniería en Ciencias del Agua aseveró que algunos de los metales que provocan alta contaminación en los ríos, lagunas y presas son el plomo absorbido por la materia orgánica, los oxihidróxidos y las arcillas presentes en el sedimento.

En ese foro, la académica de la Universidad Mexiquense del Bicentenario, Liliana Altamirano García, destacó que una pila puede contaminar hasta 100 mil litros de agua, por lo que es importante saber qué hacer con ellas al final de su vida útil.

NTX/AAR/MSG

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.