Salud

Desigualdad en las piernas tras una cirugía de cadera no debe alarmar

La ligera diferencia en la longitud de las piernas tras una cirugía de reemplazo de la cadera, puede llegar a ser benéfica para lograr la mejor estabilidad, a largo plazo, en la articulación de la pelvis.

Esta cirugía conocida como artroplastia total de cadera, implica extraer la articulación de dicha zona del cuerpo y reemplazarla con otra artificial que suele ser de metal, cerámica o plástico duro.

En la mayoría de los pacientes, este procedimiento quirúrgico puede aliviar el dolor y restablece la función de la cadera, pero igualar la longitud de las piernas puede resultar un tanto complicado porque aunque existen varios métodos para hacerlo, no siempre funcionan.

Richard Claridge, especialista en Cirugía Traumatológica y Ortopédica de Mayo Clinic, dijo que son pocas las razones por las que las piernas podrían quedar desiguales después de reemplazar la cadera.

Una de ellas es la artritis, la cual es una de las afecciones más comunes para el daño de la articulación de la cadera al provocar que se pierda el espacio dentro de las articulaciones y parte del hueso, por lo que se necesita una artroplastia.

Cuando se reemplaza la articulación la pierna recupera la longitud que tenía antes de que empezara la artritis y, por eso, puede haber la sensación de que la pierna es más larga después de la cirugía.

Otras enfermedades como la escoliosis de la columna, pueden cambiar la mecánica corporal de la persona después de la artroplastia de cadera, lo cual repercute sobre la longitud de la pierna.

Posiblemente la razón más común para que una pierna quede más corta que otra después de la cirugía de la cadera, está la necesidad de alcanzar estabilidad dentro de la articulación reemplazada.

Es decir, como parte de la artroplastia de la cadera, hay que estirar los tejidos blandos alrededor de la articulación hasta alcanzar la tensión adecuada para garantizar que la articulación se mantenga en su sitio.

El resultado puede ser que una pierna sea apenas más larga que la otra, normalmente son pocos milímetros que muchas personas ni siquiera notan, aunque en ocasiones, tal vez la diferencia sea más obvia, señaló el especialista.

En la artroplastia de la cadera, es fundamental no sólo reconstruir la articulación sino garantizar su estabilidad, pues no sirve de nada tener la misma longitud en las piernas si cada vez que la persona se sienta después de la operación, se le disloca la cadera porque los tejidos blandos son muy laxos para sostenerla en su sitio.

Destacó que la estabilidad es más importante que la igualdad de las piernas, porque una cadera con inestabilidad crónica requiere otra cirugía para corregir el problema, lo cual es un proceso doloroso y costoso.

Si una pierna es demasiado larga, la solución puede ser colocar un alza en el otro zapato, pues no existe alguna razón médica para no usarlas en el calzado, además de que resultan más baratas.

NTX/MPG/MSG

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.