Ciencia

NASA emplea nuevo instrumento para captar señales de meteoros

Un sensor satelital usado en la detección de rayos, es la herramienta que la NASA emplea para captar señales de meteoros en la atmósfera de la Tierra, a fin de comprender mejor el impacto de los asteroides.

GLM es el instrumento a bordo de los satélites geoestacionarios operacionales del medio ambiente (GOES, por sus siglas en inglés), que detecta meteoros cuando se tornan más brillantes que la Luna llena.

Los meteoritos brillantes se llaman bólidos, y son causados principalmente por el impacto de los pequeños asteroides”, dijo el astrónomo Peter Jenniskens, del Search for Extraterrestrial Intelligence, cuyo trabajo de este tema fue publicado en la revista “Meteoritics and Planetary Science”.

El estudio de Jenniskens contribuye al Programa de Evaluación de Amenazas de Asteroides del Centro de Investigación Ames (ARC, por sus siglas en inglés), que ayuda a mejorar la información sobre las predicciones de impacto al estudiar cómo los fragmentos de asteroides viajan a través de la atmósfera.

El rango de altitudes sobre el cual los asteroides depositan su energía cinética, determina la peligrosidad de las ondas de choque que pueden causar daños en el suelo, planteó el investigador Eric Stern.

Los perfiles ligeros derivados de los datos GLM, están programados ahora para ser utilizados en una versión futura del sistema automatizado de informes de bólidos de la NASA”, agregó.

El GLM fue construido para mapear relámpagos en vastas regiones geográficas. El instrumento captura 500 imágenes por segundo de la Tierra desde la órbita geoestacionaria, más de 22 mil millas de altura.

Aunque la mayoría de los relámpagos son muy breves, las señales de bólidos de duración relativamente larga no se filtran de los datos”, dijo el científico Scott Rudlosky.

Esto se debe a que GLM también fue diseñado para medir un tipo de rayo más duradero que se sabe juega un papel clave en los incendios forestales.

Peter Jenniskens sostuvo que el primer bólido encontrado en los datos de GLM fue el 6 de febrero de 2017, y es probable que los meteoritos cayeran en el lago Michigan, pero no fueron recuperados.

Síguenos en Google News
Hablamos de

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.