Entretenimiento

“Nos casamos” y tus hijos no están invitados

Nadie discute que los novios deberían ser libres para poder realizar su gran día de la forma en la que lo deseen, pero cuando se pone sobre la mesa la cuestión de las bodas sin niños hay opiniones para todos los gustos.

Las bodas sin niños, al igual que los restaurantes sin niños o los hoteles child free son una tendencia que en los últimos años ha cobrado mayor importancia. No es de extrañar que en una época en la que las parejas DINKY (Double Income No Kids Yet) están cada vez más de moda, se den eventos en los que los niños no son “bienvenidos”. Pero ¿es realmente tan alto el número de bodas que se realizan sin niños en nuestro país?

La respuesta es no. Según un estudio realizado por Bodas.com.mx, portal líder especializado en bodas, con datos de parejas que se casaron durante el 2017 y el primer trimestre del 2018, tan solo un 16% del total de las celebraciones fueron sin niños.

¿Cómo se toman los invitados que les inviten a una boda sin niños?

Una invitación a una boda debería ser un motivo de alegría. Pero muchos se toman como una ofensa o un ataque personal si en la invitación se indica “No niños”.

Muchos consideran que los niños dan alegría y que dejarlos fuera de estos eventos es incluso discriminatorio. Otros opinan que realmente por el formato de este tipo de celebraciones en el que se pasan muchas horas y suele haber mucho alcohol no es el lugar más adecuado para los niños. Y algunos simplemente quieren poder decidir si llevarlos o no, pero no están de acuerdo con que se les prohíba directamente.

El 65% del total de las bodas con niños decidió organizar algo exclusivamente para los peques. En el top de servicios que se suelen contratar para que los pequeños disfruten del gran día se encuentra el menú especial para niños, la contratación de animadores, servicio de niñeras, zona de juegos, de dibujo, instalación de juegos inflables y candy bars. También encontramos otras actividades menos frecuentes como un grupo musical infantil o los clásicos pintacaras.

“Una boda es la celebración de uno de los días más importantes de nuestras vidas – comenta Nina Pérez, CEO de Bodas.com.mx – por eso las empresas del sector trabajan para que todo sea tal y como los novios desean. Muchas empresas de animación, por ejemplo, se especializan en bodas con la finalidad de convertirlas en eventos donde también los niños se divierten y viven un día especial”.

Las opciones son muchas y para todos los gustos: dejar a los niños fuera de la celebración, hacerlos protagonistas y que sigan siendo la figura que tradicionalmente ha acompañado a la novia al altar o entregando los anillos, preparar actividades especiales para ellos mientras los padres disfrutan despreocupados… lo importante es que tanto novios como padres sepan respetar y empatizar con la otra parte, tomando la decisión que crean conveniente pero sin llegar a tomárselo como algo personal por lo que ofenderse.

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Hablamos de

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.