Salud

Trabajadores son más activos en las oficinas amplias y abiertas

Las personas que laboran en oficinas de espacios amplios y abiertos son más activas y sufren menos estrés que aquellas que lo hacen en cubículos u oficinas privadas, sugiere una investigación sobre los entornos laborales y su relación con el bienestar de los trabajadores.

El lugar de trabajo se ha relacionado causalmente con las enfermedades y el estrés, pero se sabe poco acerca de cómo el tipo de oficina está vinculado a las medidas objetivas de la actividad física y el estrés, así que investigadores estadunidenses exploraron la asociación entre trabajadores y oficinas.

Los trabajadores de oficina tienden a ser un grupo sedentario en comparación con otros empleados, lo que los hace más propensos a tener problemas de salud, incluidos problemas cardíacos, cansancio y mal humor. Además de que ser menos activo durante las horas de trabajo también se ha relacionado con mayor estrés.

Los expertos realizaron un estudio de observación portátil basado en sensores de 231 trabajadores en cuatro edificios de oficinas federales en Estados Unidos y las variables de resultado fueron la respuesta fisiológica de los trabajadores al estrés, la actividad física y el estrés percibido.

Las relaciones entre el tipo de estación de trabajo de oficina y estas tres variables se evaluaron usando modelos de ecuaciones estructurales.

Los resultados, publicados en la revista Occupational & Environmental Medicine, mostraron que los trabajadores en espacios abiertos fueron 31.8 por ciento más activos en promedio en la oficina que aquellos que laboran en sitios cerrados y en cubículos.

Además, los trabajadores sentados en oficinas abiertas experimentaron un menor estrés percibido en la oficina (9.10 por ciento menos en promedio) que aquellos que están en cubículos.

Finalmente, una mayor actividad física en la oficina se relacionó con un menor estrés fisiológico (mayor variabilidad de la frecuencia cardíaca en el dominio del tiempo) en un promedio de 14.18 por ciento.

Así los investigadores concluyeron que el tipo de centro de trabajo de oficina se relacionó con la actividad física mejorada y la reducción del estrés fisiológico y percibido, quizá debido a que los trabajadores caminan para encontrar un poco de privacidad para hablar lejos de su escritorio.

Esta investigación destaca cómo el diseño de oficinas, impulsado por el tipo de centro de trabajo, podría ser un factor de promoción de la salud, aseguran los investigadores y señalan que los posibles beneficios para la salud no deben ignorarse.

“Todos sabemos que deberíamos aumentar nuestra actividad, pero no importa cómo tratemos de alentar a las personas a adoptar un comportamiento saludable, no funciona por mucho tiempo. Así que cambiar el diseño de las oficinas sería una forma pasiva de hacer a los trabajadores más activos”, sostienen.

NTX/I/VRR/FJ/

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.