Salud

Crean monitor cardíaco que detecta problemas en tiempo real

Una compañía británica desarrolló un dispositivo portátil, de bajo costo, que emplea Inteligencia Artificial (IA) para diagnosticar el ritmo cardíaco y problemas respiratorios en tiempo real.

El monitor inalámbrico de función cardíaca de próxima generación fue elaborado por la empresa Cambridge Heartwear, el cual busca mejorar la detección de ritmos cardíacos irregulares y peligrosos.

El objetivo es reducir el impacto de la mortalidad y morbilidad relacionada con accidentes cerebrovasculares, así como, accidentes cerebrovasculares, que afecta cada año a 120 mil personas en Reino Unido.

Heartsense, es el nombre de este dispositivo, que incluye un electrocardiograma (ECG) de derivación múltiple, sensor de oxígeno, temperatura y un módulo de rastreo que los pacientes pueden usar para una detección temprana.

En el aparato, los sensores están encerrados en una carcasa resistente al agua, además, debido a que cuenta con cables de salida de señal máxima, los datos generados son más sensibles que en los actuales dispositivos portátiles de un solo cable.

La información producida se transmite de forma inalámbrica en tiempo real a la nube, donde los algoritmos de IA adaptativa son capaces de identificar ritmos irregulares y peligrosos, como lo haría un médico.

De acuerdo con la Universidad de Cambridge, el instrumento incorpora múltiples sensores independientes para producir datos más específicos y sensibles que los monitores cardíacos actuales.

Los desarrolladores también incluyeron en el aparato, la información utilizada por un cardiólogo, a fin de que empleen este dispositivo en sus pacientes.

“Nuestro objetivo no era reemplazar al cardiólogo, sino darles soporte diagnóstico en tiempo real”, dijo el profesor Roberto Cipolla del Departamento de Ingeniería de Cambridge.

NTX/ICB/LCH

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.