Salud

Dulces típicos mexicanos, opción para una buena salud

Alegrías, ates y cocadas son una opción de postre sin ingerir altos contenidos de azúcar que contienen los caramelos o jugos envasados.

Elvira Sandoval, académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destacó que en el caso de los niños, lo ideal es disminuir el consumo excesivo de azúcar, no sólo con la ingesta de dulces, sino también con los refrescos y otras bebidas que aparentemente tienen frutos.

Debemos entender, dijo, que el consumo en exceso de cualquier alimento, en este caso, con altos contenidos de azúcar, ocasiona daños a la salud como la diabetes, señaló la experta.

Sostuvo que la obesidad y diabetes puede ser causa de un factor genético, aunque también son ocasionadas por el consumo desmedido de bebidas azucaradas, por estilos de vida como el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios.

Como buenos mexicanos, comentó la investigadora universitaria, nos encantan los sabores que deleitan nuestro paladar, por lo que hizo referencia a los dulces típicos mexicanos como las alegrías, cuya trascendencia es histórica.

Abundó que ese dulce es nutritivo y aporta energía, al estar elaborado de amaranto y miel, que puede incluir pasas y nueces.

En cuanto al ate mencionó que éste puede ser de variados sabores como guayaba, tejocote, calabaza y pera, y que solo o acompañado con queso es especialmente placentero por su sabor y textura.

De acuerdo con la información de UNAM Global, otro de los dulces típicos son las cocadas, que se elaboran a base de leche y masa de coco.

La especialista sugirió también beber agua natural que, “aunque su falta de sabor no es agradable al paladar de muchos”, beneficia a la salud.

“Sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares son algunos de los padecimientos que tienden a desarrollar quienes consumen de manera excesiva refrescos, jugos altos en azúcar, leches saborizadas y otros productos similares”, subrayó.

Enfatizó que el consumo de azúcares en dulces también provoca caries, considerada un problema de salud pública en México.

Indicó que lo recomendable es consumir hasta el 10 por ciento del requerimiento energético total diario, es decir, si se lleva una dieta de dos mil calorías, se pueden ingerir 200 calorías de estos alimentos.

Es necesario, aseveró, orientar a la población para que poco a poco vaya cambiando las bebidas azucaradas por otras más nutritivas e insistir en que se realicen chequeos periódicos; se hagan mediciones de cintura y de peso, así como revisar las cantidades de alimentos que se ingieren.

NTX/MSG/LCH

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.