MéxicoNoticiasPortada

Estudiantes de la ENAH protestan en el Museo de Antropología

Estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) exigieron mejoras a su escuela en presupuesto, personal docente y atender la violencia de género, durante una protesta en el Museo Nacional de Antropología.

Previo a la Marcha del Silencio convocada por estudiantes de la UNAM, hoy a las 16 horas, estudiantes de la ENAH llegaron al inmueble e intentaron ingresar en diversas ocasiones, hasta que autoridades del museo les permitieron el acceso pacífico.

Con mantas y sus rostros cubiertos, pues señalaron no buscar protagonismo, leyeron un pliego petitorio en el que piden a autoridades escolares:

  • Conformar una mesa de trabajo con alumnos para modificar el reglamento del ENAH.
  • Dar un informe presupuestal y asignar más recursos económicos a la biblioteca “Guillermo Bonfil Batalla”, actividades culturales, prácticas de campo, investigaciones, infraestructura y la creación de un comedor.
  • Atender la violencia de género a través de un reglamento creado por alumnas y profesoras.
  • Revisar el trabajo de académicos y mejorar sus condiciones de trabajo.
  • Publicar los convenios de mejora de infraestructura de la zona arqueológica de Cuicuilco entre Grupo Carso, la delegación Tlalpan y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante su manifestación señalaron a la directora de la institución, Julieta Valle, de no atender e invisibilizar sus exigencias.

Los estudiantes explicaron que iban encapuchados porque no hay una persona que represente a su movimiento, “somos una organización estudiantil”.

También se expresaron en contra de las agresiones de porros en la Torre de Rectoría en Ciudad Universitaria (CU) el pasado 3 de septiembre.

Por último, convocaron a una asamblea general el próximo sábado 15 de septiembre.

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.