Ciencia

Neurocientífico Golombek aborda secretos que guarda el cerebro

El neurocientífico argentino Diego Golombek compartió aquí algunos de los secretos que guarda el cerebro, al impartir la conferencia “De cavernas a palacios”.

El Café Scientifique ITESO y la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura celebraron sus aniversarios 14 y 20 respectivamente, en cuyos festejos contaron con la presencia del científico Golombek.

El biólogo e investigador de la Universidad de Quilmes, Argentina, quien ofreció la conferencia “De cavernas y palacios: ¿Dónde está la conciencia en el cerebro?”, dijo que la neurociencia es una de las formas “de acercarnos a lo que somos, y mucho de lo que hacemos o lo que somos tiene que ver con el cerebro”.

“En los últimos 20 o 30 años aprendimos más sobre el cerebro que en toda la historia de la ciencia, sin minimizar que desde hace más de 20 siglos los griegos ya estudiaban este órgano, considerado secundario durante una gran parte de la historia de la humanidad”, señaló.

Como dicta la dinámica en cada edición del Café Scientifique, después de la exposición del invitado vino una segunda parte en la que se dio el diálogo entre los asistentes y el científico.

Las preguntas de los asistentes dieron pie a que Golombek desmitificara algunas creencias sobre el cerebro, como aquella que dicta que los seres humanos sólo usan 10 por ciento del mismo o que los bebés que escuchan a Mozart son más inteligentes.

Sobre la teoría que indica que las personas utilizan más uno de los hemisferios por sobre el otro, mencionó que “lo que sabemos seguro es que cada hemisferio cerebral controla el hemisferio contrario”.

“El ‘neuromito’ es que no tenemos un cerebro, sino dos: uno izquierdo y uno derecho, y hay un montón de libros al respecto, sobre el hemisferio derecho siendo el emotivo, sensible, creativo y el izquierdo como el racional, son exageraciones, ya que tenemos un cerebro que funciona en conjunto”.

Puntualizó que, de hecho, “hay un área a la mitad de los dos cerebros que se llama cuerpo calloso, que comunica permanentemente a los dos hemisferios”.

Admitió que en la década de los 60 se probó una terapia para ciertos tipos de epilepsia, donde se separaban los dos hemisferios mediante un corte al cuerpo calloso, esto facilitó que se pudieran hacer algunos experimentos con los pacientes que habían tenido dicha intervención, y se pudieron identificar funciones diferenciadas entre hemisferios.

Una gran parte del trabajo de Golombek es la divulgación científica, campo en el cual ha destacado a escala internacional al frente de actividades, programas y estrategias en televisión y medios impresos, además de ser autor de ensayos y textos científicos y dirigir la colección de libros de divulgación científica ‘Ciencia que ladra’, reconocida como un hito a nivel latinoamericano en la materia.

La ponencia del neurocientífico argentino engalanó la edición celebratoria de los primeros 14 años del Café Scientifique ITESO, programa que pretende insertar en la conversación de los ciudadanos temas de ciencia, y del vigésimo aniversario de la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura de esta casa de estudios.

NTX/HPP/LNP/AJV

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.