Ciencia

Nueva especie de ébola en murciélagos puede infectar a las personas

Investigadores descubrieron en Sierra Leona una nueva cepa del virus del Ébola en murciélagos, la cual aseguran que tendría el potencial de infectar a las células humanas, aunque hasta ahora no se han detectado personas enfermas.

Una investigación realizada por científicos de Estados Unidos identificó una nueva especie del virus, llamada Bombali, cuyo hallazgo es el primero de este tipo, y aunque puede infectar a las células humanas, aún se desconoce si resultaría dañino para la salud de las personas.

Tracey Goldstein, director asociado del One Health Institute at the University of California y autor principal del estudio, considera que si se quieren prevenir los brotes de ébola “es importante saber qué especies son huéspedes y pueden contribuir a eliminar el virus”.

Este hallazgo “ayudará a dirigir los esfuerzos para proteger a las personas”, sostiene Goldstein en un artículo publicado este miércoles en la revista sudafricana Health24.

Simon Anthony, profesor de epidemiología en la University of Columbia en la ciudad de Nueva York y coautor de la investigación, afirma que el objetivo es descubrir los virus que tienen los prerrequisitos genéticos para la infección humana y luego priorizarlos para un mayor estudio e intervención.

Los resultados preliminares del estudio fueron anunciados previamente por el gobierno de Sierra Leona y posteriormente publicados en la revista especializada Nature Microbiology.

Hasta ahora se tenía registro de cinco especies conocidas del ébola, por lo que el descubrimiento del Bombali amplía los conocimientos sobre el virus y confirma la creciente evidencia de que los murciélagos son los posibles huéspedes, destacan los investigadores

Los murciélagos infectados no muestran signos de enfermedad, pero pueden arrojar el virus del Ébola en la saliva y las heces, sin embargo otros animales y personas también pueden contraerlo si tocan a estos mamíferos vivos o muertos, o si consumen alimentos o agua de los que los murciélagos se han alimentado.

El ébola es una fiebre severa que a menudo es fatal y sus síntomas incluyen sangrado interno y externo, fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, vómitos y diarrea.

Los investigadores enfatizan que este descubrimiento no significa que las personas deberían intentar matar o erradicar a los murciélagos, y advierten que, de hecho, hacerlo puede aumentar el riesgo de transmisión del virus.

También destacan que los murciélagos juegan un papel crucial en el control de insectos que pueden transmitir enfermedades y dañar cultivos.

NTX/I/VRR/JGN/

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.