Salud

Sin necesidad de injertos, logran curar úlceras regenerando la piel

Científicos del Instituto Salk, en Estados Unidos, desarrollaron una técnica para regenerar directamente las células de una herida de la piel, lo que podría ser útil para curar daños en este órgano, contrarrestar los efectos del envejecimiento o ayudar a comprender mejor el cáncer de dermis.

La técnica se basa en la reprogramación de las células a un estado parecido a las células madre, informó la institución a través de un comunicado.

Hasta el momento, las úlceras cutáneas que pueden extenderse a través de múltiples capas de la piel se tratan quirúrgicamente con injertos de para cubrir la herida. En esta nueva investigación, los científicos pueden aislar las células madre de la piel de un paciente, hacerlas crecer en el laboratorio y trasplantarlas nuevamente al paciente.

De acuerdo al comunicado, los expertos compararon los niveles de diferentes proteínas de los dos tipos de células (inflamación y queratinocitos) para identificar cuál tendrían que cambiar para reprogramar las identidades de las células.

Identificaron 55 “factores de reprogramación” (proteínas y moléculas de ARN, ácido ribonucleico) involucrados en la definición de la identidad distintiva de los queratinocitos basales. Luego, a través de prueba y error y más experimentos sobre cada posible factor de reprogramación, redujeron la lista a cuatro factores que podrían mediar en la conversión a queratinocitos basales.

Cuando el equipo trató tópicamente las úlceras cutáneas en ratones con los cuatro factores, las úlceras desarrollaron una piel sana (conocida como epitelio) en 18 días. Con el tiempo, el epitelio se expandió y se conectó a la piel circundante, incluso en úlceras grandes.

Reportaron que en tres y seis meses después, las células generadas se comportaron como células sanas de la piel en una serie de pruebas moleculares, genéticas y celulares.

Al precisar que este procedimiento requiere de una gran cantidad de tiempo, los investigadores anunciaron que realizarán más estudios para optimizar la técnica y comenzar a probarla en modelos adicionales de úlceras.

Los especialistas responsables de este desarrollo son Masakazu Kurita y Juan Carlos Izpisua Belmonte, para quien “este conocimiento podría ser útil para mejorar la reparación de la piel, pero también podría servir para guiar estrategias regeneradoras in vivo en otras situaciones patológicas humanas, así como durante el envejecimiento”.

NTX/MSG

Síguenos en Spotify

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.