PortadaSalud

Día Mundial de la Salud Mental: Cómo lidiar y detectar enfermedades

En el Día Mundial de la Salud Mental, cómo lidiar y detectar enfermedades. ¿Cuántos de nosotros experimentamos cambios de colegio o de hogar, la entrada en la universidad o en el mundo laboral? Para muchos es una época apasionante, pero también puede ser causa de estrés.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos no se detectan ni se tratan.

En algunos casos, si no se reconocen y controlan, estos sentimientos pueden causar enfermedades mentales.

El uso cada vez mayor de las tecnologías en línea, que sin duda aporta muchos beneficios, también puede generar tensiones adicionales, cada vez es mayor la conexión a las redes virtuales en cualquier momento del día o la noche.

También hay muchos adolescentes que viven en zonas afectadas por emergencias humanitarias, como conflictos, desastres naturales y epidemias, y los jóvenes que viven estas situaciones son particularmente vulnerables a la angustia y las enfermedades mentales. La depresión ocupa el tercer lugar. El suicidio es la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años.

PRINCIPALES TRASTORNOS MENTALES

¿Comer en exceso?

En 2010, la American Psychiatric Association publicó una investigación sobre los trastornos mentales que mostró algunos cambios significativos en la clasificación del trastorno bipolar, el síndrome de Asperger y la alimentación compulsiva. La denominaron comer en exceso como un trastorno mental, agregándolo al grupo de trastornos de la alimentación que incluyen la anorexia y la bulimia.

Según la Asociación, el atracón se define como el consumo de grandes porciones de alimentos cuando no tienes hambre y luego te sientes disgustado y deprimido. Es la frecuencia de este placer culpable, y la profundidad de la angustia que siente después de comer.

Las emociones tienden a volverse más fuertes y aparece la necesidad de atracarse, y cuando esto no se aprovecha, se apodera de la mente. Pero, ¿cuándo se comprende que padecen esta enfermedad? La doctora Kamna Chibber, psicóloga del Instituto de Investigación Memorial Fortis, explica la diferencia clave.

Cuando una determinada persona sufre de este trastorno mental, tiende a comer compulsivamente con frecuencia. Considerando que, un día casual de comer en exceso viene de vez en cuando donde la persona tiene control sobre la porción de comida. Además, la regularidad es el factor principal que hace esta gran diferencia”, dijo Chhibber.

La ansiedad en los niños

La ansiedad y la depresión infantiles pueden tener efectos adversos si no se controlan, desde el abuso de sustancias, la delincuencia, el bajo rendimiento escolar y muchas otras complicaciones.

Las enfermedades mentales han existido desde tiempos inmemoriales, pero en la mayor parte de la historia, que incluye gran parte de la historia médica, a menudo se las ha considerado como “estados de ánimo” o “sentimientos” en oposición a las condiciones de salud graves, que realmente son. Mucho ha cambiado con respecto a las percepciones de las personas con respecto a la salud mental en los últimos años, en gran parte debido a numerosos casos de suicidio de alto perfil por parte de celebridades que sufren de depresión como Anthony Bourdain, Robin Williams, por nombrar algunos.

Como resultado, lo que una vez fue un tema tabú, finalmente se está discutiendo en público. Pero a pesar de todos los avances en la apertura de la sociedad para discutir el tema de la salud mental, se ha dejado de lado un grupo demográfico muy importante: los niños.

La ansiedad es común durante la infancia; el problema comienza cuando una fase prolongada hace que el niño evite activamente ciertas actividades o lugares. Esto se denomina trastorno de ansiedad y generalmente se acompaña de otras afecciones estrechamente relacionadas, como la depresión y el trastorno obsesivo compulsivo.

Según el Informe de salud mental infantil de Child Mind Institute, 80% de los niños con un trastorno de ansiedad diagnosticable y 60% de los que tienen depresión no reciben tratamiento alguno por sus afecciones. El problema radica en el hecho de que las enfermedades mentales se consideran en gran parte como problemas que afectan a los adultos, cuando en realidad pueden afectar a cualquier persona, en cualquier momento, sin ninguna razón concebible, y los niños no son una excepción. Estos problemas se ven agravados aún más por el hecho de que el comportamiento “extraño” en los niños a menudo se considera indisciplina o que simplemente “atraviesan una fase” cuando, en realidad, muestran signos de enfermedades mentales.

Estas son algunas de las enfermedades mentales más comunes que afectan a los niños:

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Se caracteriza por preocupaciones excesivas, generalmente relacionadas con problemas familiares, desempeño en la escuela y relaciones interpersonales. Los niños que la padecen a menudo buscan la aprobación de otros en un grado poco saludable y son excesivamente implacables con ellos mismos.

Trastorno de pánico

Se dice que un niño sufre de trastorno de pánico cuando experimenta dos o más ataques de pánico en un corto período de tiempo. Un ataque de pánico es un período de ansiedad o miedo intenso, un aumento del ritmo cardíaco, sudoración profusa, temblores y dificultad para respirar.

Trastorno de ansiedad por separación

Se dice que este trastorno existe cuando un niño experimenta ansiedad o temor cada vez que un padre está fuera de la vista. Este comportamiento, aunque es común en todos los niños pequeños, es indicativo de un trastorno de ansiedad por separación si persiste más allá de la infancia tardía.

Desorden de ansiedad social

El trastorno de ansiedad social se caracteriza por el miedo intenso a situaciones sociales, como actuar frente a multitudes o en casos más extremos, incluso hablar con sus compañeros. Puede restringir severamente las interacciones sociales de un niño, lo que conlleva complicaciones adicionales con su desarrollo y persiste hasta la edad adulta.

Desorden hiperactivo y déficit de atención

Este trastorno afecta a niños y adolescentes y puede continuar hasta la edad adulta si no se diagnostica antes. Es el trastorno mental más comúnmente diagnosticado entre los niños. Los niños que experimentan esto pueden ser hiperactivos e incapaces de controlar sus impulsos, o pueden tener problemas para prestar atención. Estos comportamientos interfieren con la vida escolar y familiar.

Si bien los trastornos de ansiedad pueden parecer aterradores, confusos e inevitables, hay mucho que se puede hacer para ayudar a su hijo a sobrellevar su condición y, finalmente, aprender a llevar una vida perfectamente normal y feliz.

TIPS PARA CAMBIOS DE ESTILO DE VIDA

Cuando a alguien se le diagnostica un trastorno de salud mental como depresión o ansiedad, los tratamientos de primera línea generalmente incluyen terapias psicológicas y medicamentos. Lo que no siempre se discute son los factores de estilo de vida cambiantes que influyen en nuestra salud mental.

Incluso aquellos que no tienen una condición de salud mental pueden estar buscando formas de mejorar aún más su estado de ánimo, reducir el estrés y controlar su salud mental diaria.
Si bien las restricciones de tiempo y las limitaciones financieras pueden afectar la capacidad de algunas personas para realizar dichos cambios.

Mejora tu dieta y empieza a moverte

Los alimentos integrales, como las verduras de hoja verde, las legumbres, los cereales integrales, las carnes rojas magras y los mariscos proporcionan nutrientes que son importantes para la función cerebral óptima. Estos alimentos contienen magnesio, folato, zinc y ácidos grasos esenciales.

En términos de ejercicio, muchos tipos de actividades físicas son potencialmente beneficiosas, desde nadar, trotar, levantar pesas o practicar deportes. Incluso solo hacer que el cuerpo se mueva dando una caminata rápida o haciendo tareas domésticas activas es un paso positivo.

Las actividades que también involucran la interacción social y la exposición a la naturaleza pueden potencialmente aumentar el bienestar mental aún más.

Las pautas generales de ejercicio recomiendan realizar al menos 30 minutos de actividad moderada en la mayoría de los días durante la semana (aproximadamente 150 minutos en total durante la semana). Pero incluso los episodios cortos de actividad pueden proporcionar una elevación inmediata del estado de ánimo.
Terapia

Simplemente hablar con un experto bien fundamentado y obtener conocimiento de varios ejercicios para hacer frente a los sentimientos, y la ansiedad y la depresión es una excelente manera de reducir su impacto en la vida diaria.

Hablamos de

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.