Música

Cierra primera etapa de actividades Cumbre Tajín 2021 con ceremonia de Litlán

El último día de actividades de Cumbre Tajín 2021, en su primera etapa virtual, inició con el mensaje de los abuelos y las abuelas del Kantiyán. En esta ocasión, el abuelo Genaro Cruz Espinoza, de la comunidad Plan de Hidalgo, reflexionó sobre nuestro paso por la vida en la tierra y la tarea que tenemos de vivir cuidando a la Madre Tierra y todo lo que habita en ella, para tener una convivencia armoniosa, estar en equilibrio y poder gozar del Buen Vivir.

Posteriormente, se dio paso a la presentación de las ofrendas en el Kantiyán, una actividad que realiza el Consejo de Abuelas y Abuelos para agradecer a las deidades las bondades recibidas en el año. Dichas ofrendas consisten en poner en los altares 12 piezas de alimentos, velas o productos del campo, obtenidos de la Madre Tierra, simbolizando cada uno de los meses del año.

De la mano de Vicenta Vázquez, médico tradicional, conocimos de cerca la ceremonia de Litlán, un ritual tradicional que se realiza desde 1999, por los abuelos. Durante el Litlán, se realizan una serie de cantos, bailes y rituales acompañados de música tradicional, con el fin de solicitar permiso y protección a las deidades tradicionales, al Dios Tajín, y a los cuatro puntos cardinales.

Para la ceremonia, los participantes requieren un mes previo de preparativos, tanto físicos como espirituales. Algunos elementos que se utilizan son inciensos, flores guajolotes y ofrendas de diferentes alimentos, como tamales, totopos y aguardiente.

Los rezanderos totonacas fueron los encargados de dar el mensaje de clausura de esta primera etapa del Festival Cumbre Tajín 2021. En el video, Mensaje, bendición y sahumada, Tirso Jiménez y Ramón Santiago agradecieron a todos por seguir las actividades, que este año se realizaron de forma virtual por la pandemia y por confiar en ellos como curanderos tradicionales. Con la tradicional sahumada, símbolo de purificación, y entre cantos y rezos, enviaron buenos deseos a todos y despidieron el festival e invitaron a todos a visitar el Tajín.

La programación finalizó con el Bloque Veracruz de la II Muestra de Cine “Veracruz, Me llena de Orgullo” y la presentación de un proyecto de la Universidad Veracruzana, donde se brindó un espacio de diálogo para realizadores consagrados y emergentes. Los títulos que conformaron este bloque fueron Voladora, de Chloé Campero; Fin de Etapa, dirigido por Ricardo Benet; Camino Abajo, de Lázaro Olmedo y Road Coffe, de Ricardo Benet.