Música

5 Seconds of Summer, en CDMX. Así se vivió

CDMX, 27 may (ANTON Noticias).-Todos tenemos algo para disfrutar y escuchar. Siempre hay música para cada generación y gusto. Mientras en la Ciudad de México, Joan Manuel Serrat, de los máximos exponentes de la poesía musicalizada en Iberoamérica presenta uno de los dos conciertos de su gira de despedida en el Auditoria Nacional. En la misma ciudad, pero en otro de sus extremos y casi en paralelo se presenta la boy band “5 Seconds of Summer” (5 SOS).

Es 18 de mayo y son las 7 de la noche, aún no cae la oscuridad y gozamos de los últimos rojizos rayos de luz del atardecer. El Palacio de los Deportes ya tiene a su alrededor un cinturón de vendedores con todo tipo de mercancías; suvenires de gran variedad y estilo, color y brillo en playeras, gorras y vasos, chamarras y coronas de flores luminiscente, todo al asecho de un portador.

En el lugar se pueden ver a chicas y chicos adolescentes con atuendos propios de un típico rockero; chamarras de piel con estoperoles, zapatos y botas negras con plataforma; eso sí acompañados de sus padres quienes van cargando las pancartas para apoyar a su banda.

Bajo este contexto es que accedemos al recinto. Dentro, el lugar luce casi lleno, se apagan las luces y el escenario se ilumina de una luz rosa. En compañía de sus músicos comienza a cantar Amalia Ramírez mejor conocida como “Bruses”, la originaria de Tijuana, abre el telón.

Tras la primera canción menciona un poco de las curiosidades del camerino de “5 SOS”  -son bastante zen, armónicos, con más de treinta velas en su camerino-.

Continúa con la canción Wannabe, cover de Spice girls, al terminar, la euforia y el ímpetu se apodera de la cantante y lanza su guitarra al suelo. Tras ese momento nos comparte -Estoy hasta el culo de nerviosa. Es mi primer gran concierto. Hace un año di un concierto en mi cuarto. Hoy estoy en el Palacio de los Deportes-.

 Tras esas palabras y un par de canciones más se despide del público para darle paso a la banda estelar.

Entonces, la banda de Pop Rock originaria de Sídney, Australia, sale al escenario después de varias olas hechas por la gente.

El concierto empieza con una alta calidad de visuales que se proyectan detrás de la banda. Ambientados en el espacio exterior, rodeados de estrellas, suena No Shame, Easier, More, Want You Back, Disconnected, Take My Hand, entre otras más.

Michal el vocalista, menciona con mucha emoción que este concierto podría ser el mejor de todo el tour y continúan con la canción Me, Myself And I, su último lanzamiento. De nuevo el vocalista saluda al público, menciona querer regresar y dice –es un público hermoso-. Se despiden del público de la CDMX con Ghost of You y YoungBloond, de lo más escuchado según la plataforma Spotify. Y así, el furor adolescente se entremezcla en una ciudad siempre activa.

Michelle Martínez Ayala

Psicóloga, cinefilia, promotora cultural, defensora de derechos humanos y amante de describir la vida cotidiana desde la conciencia de clase y la diversidad.