Música

Mac De Marco, The War on Drugs y The Strokes en CDMX

27 de mayo del 2022

Mac De Marco.

En el 2012, año del mito apocalíptico maya, tiempo en el que se creía que se aproximaba el fin del mundo, un genio multinstrumentista canadiense lanzo su primer disco. Con el paso del tiempo y hasta el 2017 nos condujo entre álbumes  compuestos de suave psicodelia, agradables teclados, sintetizadores y su preciada guitarra; claro, sin olvidar las letras de canciones que combinan lo erótico y romántico con ideas profundas para acompañar el atardecer.

En el atardecer de mayo del 2022, en tiempo de pandemia y con el éxtasis del calor de la primavera, Mac DeMarco nos acompaña, la sede es el Foro Sol en la Ciudad de México, en un concierto al que solo le falta el apodo de pequeño festival de rock.

Pasan de las 6:30 de la tarde y se escucha On the Level mientras la gente continua llegando. Las personas comentan los sacrificios y esfuerzos depositados para salir a tiempo del trabajo y alcanzar a Mac. La gente baila mientras avanza la canción y paulatinamente se va abarrotando el Foro. Mientras cae el atardecer se escucha Salad Days, My Old Man, Cooking Up Something Good. Los músicos hacen una pausa y DeMarco menciona con alegría, voz sexy y juguetona -ya van a tocar The War on Drugs y The Strokes-.

Seguimos en el viaje musical. El cantante con traje de pescador afina garganta. Se escucha el inicio de una melodía y los aplausos masivos siguen el compás de My Kind of Woman y Chamber of Reflection, canciones icónicas y coreadas por la multitud.  Mac juega con su voz saludando al público como si fuera Barry White. Con la frescura y ternura que suele acompañar esta música termina la presentación con Still Together en su versión Jazz y con ello la primera de tres presentaciones de la noche.

The War on Drugs 

Tras un concierto espectacular de Mac De Marco poco a poco el Foro se siente plagado de más personas y en punto de las 20:02 horas, con aún luz del atardecer llega la banda originaria de la ciudad de Philadelphia, Pennsylvania, Estados Unidos. Inician con Burning, canción de su álbum Lost In The Dream.

El lugar se ambientó con sonidos lleno de ligera psicodelia y apasionantes guitarras. Transcurridos los primeros minutos se escucha I Don’ t Wanna Wait, de su último álbum I Don’ t Live Hear Anymore lanzado en 2021.

Es fascinante sentir la expectativa de este gran concierto por los músicos y cantantes que participan. Como en el caso de Adam Granduciel, el vocalista, quien  menciona que – estamos próximos a escuchar a The Strokes-.

En varios momentos de la presentación se siente entre las personas que escuchan, tranquilidad y autentica apreciación por lo que generan The War on Drugs.

De los primeros álbumes suena; Pain, Red Eyes y Satrangest Thing, también otras más de su último disco como; Victim,  Harmonia´s DreamUnder the Pressure, con la que concluyen su inspiradora presencia.

Así, entre letras que nos conducen a la autorreflexión, dolores y recuerdos; guitarras con ritmos ochenteros y atmosféricos toques de folk, le dimos la bienvenida a la noche y despedida a estos grandes músicos.

The Strokes.

A finales de los noventa unos jóvenes músicos neoyorkinos expusieron al mundo una propuesta musical que marco la primera década del siglo XXI, con ello varias generaciones de todo el mundo quedamos influidas por la forma de vida que implica el rock y de la que ellos son parte.

El tiempo paso y de la mano 6 álbumes de legado musical, proyectos independientes y grandes colaboraciones han quedado asentadas. Con el impacto global que han tenido The Strokes, no es de sorprenderse que logren convocar a más de 50 mil personas en el Foro Sol para poder escuchar al unísono los éxitos de aquella primera década.

Julian Casablancas, el vocalista, se mostró con ímpetu al interactuar con el público y sus compañeros de banda, mientras la nitidez y alta calidad del sonido estremecían todo el lugar con las guitarras de  Nick Valensi y Albert Hammond, Jr., el bajo de Nikolai Fraiture y batería  Fabrizio Moretti, Casablancas no dejaba de mencionar con mucha alegría –hoy estuvo Mac DeMarco-.

La banda toco 16 canciones continuas, entre ellas muchas que ya son clásicos imperdibles como Juicebox, New York City Cops, Reptilia, Under Control y Someday.

A pesar de no haber tocado Is This It y Last Nite, tras un breve descanso cerraron su presentación con At the Door,  You Only Live Once, Between Love & Hate y Take It or Leave It; llegando a un total de 20 canciones, dejando a los presentes con una gran satisfacción y alegría por un concierto de calidad y fluidez.

Michelle Martínez Ayala

Psicóloga, cinefilia, promotora cultural, defensora de derechos humanos y amante de describir la vida cotidiana desde la conciencia de clase y la diversidad.