Síguenos en
Foto: Archivo

Viral

Gracias a la solidaridad de sus vecinos, este niño volvió a oír

El silencio absoluto llegó para el pequeño Luis Gustavo Da Silva, un niño de 9, de Bueno Brandão, Brasil, el pasado mes de marzo, cuando el implante auditivo quirúrgico que llevaba dejó de funcionar repentinamente.

La situación para el pequeño no fue fácil de encajar: de pronto se había quedado sin poder oír las voces de sus familiares, la música que tanto le gusta o el ruido de los juegos en su colegio. Para sus padres tampoco fue tarea sencilla. Luis Gustavo viene de una familia humilde que no tenía dinero suficiente para costearse otro aparato nuevo valorado en unos siete mil 600 reales brasileños (aproximadamente 41 mil pesos mexicanos).

Aquellas primeras semanas de silencio fueron bastante duras, pero la historia de Luis Gustavo pronto comenzó a conmover los corazones y a despertar la solidaridad de sus vecinos.

Con el fin de ayudar a Luis Gustavo y a su familia, los vecinos organizaron una rifa vendiendo papeletas por valor de 10 reales brasileños (aproximadamente 50 pesos mexicanos) cada una y prometiendo un buey como premio. En 15 días lograron vender las suficientes como para costear un nuevo audífono, y llegaron a participar residentes que ni siquiera habían oído hablar del menor.

En forma de agradecimiento, Julián, el padre del pequeño, de 32 años, registró el momento en que su hijo volvía a oír por primera vez después de todo lo pasado. En el video se puede ver que en un primer momento el audífono no parece funcionar, pero, en un segundo intento, Luis Gustavo pega un brinco de alegría al comprobar que finalmente puede oír, y visiblemente emocionado, se lanza a abrazar y a agradecer a las personas que en ese momento se encontraban a su alrededor.

Puedes comentar esta nota con nosotros en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Noticias de agencia y redacción

Más en Viral