FútbolPortada

Sergio Ramos otra vez impune tras un codazo

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, lo ha vuelto a hacer. Ha propinado un codazo a Milan Havel en el minuto 14 del partido contra el Viktoria Pilsen que no ha sido sancionado por el árbitro ni su asistente.

El central blanco ha salido impune de una clara agresión a un adversario. Si en Champions League hubiera VAR no se habría librado de la expulsión directa.

La jugada ha tenido lugar en el minuto 14, cuando Milan Havel iba a controlar un balón en carrera hacia el marco de Courtois. Fue entonces cuando Sergio Ramos, abriendo el brazo, impactó en la nariz del jugador del Viktoria Pilsen y este empezó a sangrar. Tuvo que ser atentido por las asistencias para cerrarle la hemorragia.

El capitán madridista negó que hubiera hecho nada a Havel, pero lo cierto es que el codazo fue muy claro. Caso de que en competición europea estuviera en funcionamiento el videoarbitraje (VAR), el capitán madridista habría sido expulsado por el juez, el alemán Deniz Aytekin.

En cualquier caso, Sergio Ramos ha vuelto a ser triste protagonista tras una fea y reprochable acción ante un contrario. También lo fue en la final de la pasada temporada, cuando tras un forcejeo con Salah, delantero del Liverpool, privó al equipo inglés del concurso del egipcio.

Comenta esta noticia