Deportes

Fútbol de Costa Rica llega a México, Panamá y Guatemala gracias SKY con FUTV

Ofrece a sus suscriptores los mejores partidos de la Liga Promerica costarricense de Primera División

SKY da la bienvenida al fútbol costarricense, integrando en su parrilla de  programación en exclusiva al canal FUTV; ofrece a sus suscriptores los  mejores partidos de la Liga Promerica costarricense de Primera División de los  equipos Liga Deportiva Alajuelense, Club Sport Cartaginés, Municipal Grecia, Club  Sport Herediano, Limón FC, Municipal Pérez Zeledón y Deportivo Saprissa; además  como transmisiones previas y posteriores a cada uno de los encuentros.  

La señal de FUTV lleva a los aficionados al fútbol el mejor contenido de los  equipos y jugadores de Costa Rica; además de programación exclusiva para  disfrutar de partidos históricos de los Clubes y de la Selección Nacional de este  país, así como análisis, documentales y entretenimiento.  

Gracias a esta alianza estratégica, FUTV lleva su programación más allá de Costa  Rica, llegando ahora a millones de hogares en México, Panamá y Guatemala.  

Los suscriptores de SKY en México pueden disfrutar de FUTV en alta definición en  el canal 1557, disponible para los paquetes SKYHD Gold, SKYHD Platinum SKYHD Black.  

La incorporación de FUTV se suma a grandes sorpresas que SKY tiene preparadas  para sus suscriptores, junto con las exclusivas de eventos deportivos que tiene  año con año: 

  • La Liga Española y La Premier League completas.  
  • Las eliminatorias de Sudamérica y de Europa para la Copa Mundial de Fútbol de Qatar 2022 con los partidos de las mejores selecciones. 
  • La liga inglesa, alemana y sueca de fútbol femenino y la Copa de la Reina de España.                              
  • En el béisbol, La Liga Mexicana del Pacífico y la Serie del Caribe. 
  • La innovadora oferta deportiva de UBEAT, canal pionero en e-sports y gaming.  

Con todos estos eventos y la llegada de FUTV, SKY refrenda su compromiso  de ofrecer el mejor contenido deportivo y más fútbol que nunca.