Música

Coldplay inicia su gira de conciertos en México en Monterrey

La banda hizo cantar a cada uno de los más de 58 mil asistentes

Monterrey, 26 mar (ANTON Noticias).- Coldplay inició gira por el país, haciendo su primer actuación de dos noches en la ciudad de Monterrey, los días 25 y 26 de marzo de 2022. Conciertos de Estadio de calidad inigualable.

Después de más de 5 meses desde el lanzamiento a la luz pública de ésta noticia, la fecha llegó. Una noche que quedará en el recuerdo de una generación. La generación que le tocaba ver a la agrupación de London.

Desde las filas en los más de 10 accesos diferentes a la cancha del C.F. Monterrey, se podía sentir la emoción de chicos y grandes. Gente que recordaba (y otros ni siquiera con el dato presente) aquella visita de la banda a la ciudad en 2009. Ésta noche era el turno de una generación diferente.

Sin importar la zona, todos recibían una pulsera LED fabricada con materiales reciclables y a base de composta. Se nos decía que la energía de todo el show era proveída por baterías de energía solar, de energía eólica, y de generadores a base de movimiento mecánico (bicicletas y suelos de energía electro-kinésica). Music of the Spheres Tour.

Carla Morrison fue la encargada de iniciar labores en el Estadio BBVA. Ese primer tema que resonó y muchos reconocían era ‘Disfruto’. Entre comentarios y agradecimientos a la organización y la banda, presentaba a sus músicos, decía orígenes de sus canciones, dedicaba nuevamente ‘Te Regalo’ a su esposo ahí con ella (en el escenario) y se despedía expresando su emoción por la invitación y ver a Coldplay actuar en vivo. Al igual que los 58,126 presentes en el recinto.

Pasaba una hora desde el Support Act de Carla, y las pantallas seguían mostrando mensajes hacía la ética de su tour. Hacia la misión por reparar el daño a nuestro cuerpo celeste, antes qué decir que le hemos hecho un daño irremediable. Los mensajes nos recordaban el apoyo que cada ticket representaba a la causa, acciones y fundaciones.

El primer llamado para el público eran dos temas: Jon Hopkins y John Williams, que pasaban desapercibidos hasta escuchar en oscuridad Music of The Spheres.

Entonces la luces se apagaban, había un mensaje de los organizadores, y la banda se veía en las pantallas en su recorrido a través del backstage. Hasta la parte frontal de su pista, se presentaban ante la multitud.

Su primer tema nos daba la energía de su Tour. Se coreaba y las pulseras LED encendían.
Adventure of a Lifetime nos daba su riff. Nos transportábamos al 2016 y, atemporalmente nos encontrábamos en medio de una gran masa de gente disfrutando de 4 grandes en el escenario.

Paradise y Charlie Brown conformaban también el primer corte en el Escenario A (Principal). Energía, buena armonía y una gama de colores invadían las emociones de los presentes. Coros y sonrisas. The Scientist era un tema cargado de recuerdos. Voces al unísono. Y lo único en que se podía pensar era la sensación de nostalgia evocada en la progresión más esperanzadoramente triste de la mitad de los 2000. Lágrimas internas bloqueadas por gente documentando o gritando “Nadie dijo que sería fácil”. Tema donde el señor Martin pedía corear al público. Seguido de un final en Rewind acelerado de la ‘grabacion’ de ese tema en directo ahí; una alución directa al tema del tiempo en retroceso, tal cual Chris cantando hacia atrás en videoclip.

Viva La Vida y Hymn for the Weekend solo necesitaban un tambor, el teclado/synth, su bajo y guitarra. Let Somebody Go completaba el primer set en el Escenario B. La ovación del público en transición era el grito del coro en Viva la Vida (Woah-oh-oh, ooh, oh…).

Y después de regresar al Stage A, un silencio y oscuridad llenaban la cancha. Acto seguido, high-hat-bombo-tarola y un riff de 3 notas al estilo slow hand: In My Place. Con Chris dando las gracias a Buckland por regalarnos el mejor riff pop de una década.

El estadio encendía su color a un solo tono con las pulseras y sus 60 mil almas: Yellow. Chris pedían cantarle el Otro al Señor Champion, pues (como dato curioso) se sabe que gran parte de la inspiración en la esencia de la canción, partió de esos golpes compuestos por su batería en el 99 y, a día de hoy siguen en el corazón de muchos.

Coloratura era acortada. Human heart, People of the Pride, Clocks, Infinite Sign y Something Just Like This cerraban un ‘set’ más.

Los fuegos artificiales estallaban, los papelitos de colores llenaban el cielo, las luces y el sonido envolvente (con reverberation de Johnny y bass envolvente de Guy) eran un todo. Midnight ponía a Chris en el centro, solamente con su teclado.

My Universe generaba un subidón de energía, mientras que en A Sky Full of Stars, Martin pedía guardar celulares y disfrutar el tema (con la gente haciendo caso a la mitad de la canción).

Y pasaba la última sorpresa. El Escenario C se activaba. Un tercer escenario, pequeño, en medio de la zona de Cancha B; que permitía a los fans en Gradas y esa zona un poco alejada al escenario (pero con esa energía de Cancha) tener al cuarteto a escasos centímetros y metros. Orphans y Everglow eran los temas.

Era la recta final de la noche. Faltaban temas. Y el primero de ellos era uno de los más esperados. Fix You. Las masas se reacomodaron, el espacio respiraba, nadie quería que terminara pero ese punteo al guitar solo de Guy era satisfaciente. Uno necesitaba eso para irse a casa tranquilo. Así fue como se cerró con Humankind y Biutyful. Un show perfecto, superando las expectativas.

Poco más de 2 horas de show. Yo no podía dejar de pensar en que esa banda nos acompañó al crecimiento de muchos. Se disfrutó como si un nuevo respiro a la vida se marcase. Música de las Esferas.

[restrict]

Crédito: Cortesía Apodaca Group/Anton.com.mx

[/restrict]

Jesé Valadéz

Ingeniero Mecatrónico en proceso. Gustoso por la tecnología, la fotografía, conciertos, cine, longboarding. Melómano. Opinólogo random.

Comenta esta noticia

La descarga y copia solo está permitida para usuarios registrados. Por favor, inicie sesión.