Famosos

Liga Estados Unidos a promotor de Julión Álvarez y Gerardo Ortiz con el narco

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó e incluyó en su lista de narcotraficantes internacionales al productor musical Jesús Pérez Alvear, quien ha sido promotor del cantante Julión Álvarez y representante de Gerardo Ortiz, por colaborar con los carteles mexicanos de ‘Los Cuinis’ y ‘Cartel Jalisco Nueva Generación’ en supuesto lavado de dinero.

De acuerdo a Sigal Mandelker, subsecretaria de Terrorismo e Inteligencia financiera de esa institución, Pérez Alvear, conocido como ‘Chucho Pérez’ es utilizado por Los Cuinis dentro de la industria musical mexicana para lavar el dinero derivado de la venta de droga y a su vez festejar sus actividades ilicitas a través de conciertos de “narcocorridos”.

En la nueva lista dada a conocer por el Departamento del Tesoro también aparece el fotógrafo italo-venezolano Miguel José Leone Martínez, señalado previsiblemente por ser director de una red de prostitución internacional.

A través de un comunicado, las autoridades estadounidenses

informaron que los bienes de Jesús Pérez y Miguel Leone que están bajo el control de personas estadounidenses serán bloqueados y reportados a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC).

“El Departamento del Tesoro está identificando individuos que trabajan en nombre de los jefes narcotraficantes mexicanos violentos, y respaldan sus estilos de vida opulentos mediante el tráfico de drogas letales hacia los Estados Unidos”, explicó Mandelker.

De la misma manera se dio a conocer que ‘Chucho Pérez’ tendría estrechos vínculos con la familia de Abigael González Valencia “El Cuini”, dedicándose a promover conciertos en ferias mexicanas como la de Aguascalientes y Metepec.

Por el momento ni Julión Álvarez ni Gerardo Ortiz han dado alguna declaración al respecto.

Agencia México

Síguenos en Google News
Hablamos de

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.