Viral

Empleado renuncia vertiendo champagne en la oficina de su jefe

Recientemente, Francesco era un analista de investigación de capital encargado de cubrir a las compañías de consumo que cotizan en bolsa para una casa de bolsa institucional en Manhattan”, revela el perfil de LinkedIn de Francesco Pellegrino. Sin embargo renunció y rompió su teclado, roció la oficina de su jefe con champagne y escuchó a Marky Mark y a Funky Bunch.

Como lo reportó el New York Post, Pellegrino comenzó a subir posts de su despedida cargada de Dom Perignon a las 10:12 PM, cuando ingresó a la oficina de su jefe, Peter Sidoti.

“Jódete Peter, renuncio”, publicó en su historia de Instagram mientras sonaba una versión de “I Luv It” de Young Jeezy (“Quédate en la cima, Dios sabe que lo voy a intentar” / Y vive en el ahora, Dios sabe que voy a morir”) en la bocina de su teléfono.

Los siguientes 90 minutos fueron un diluvio de malas decisiones y elecciones musicales cuestionables. Pellegrino descorchó varias botellas de Dom y las vertió en el piso de su jefe, en la placa de su oficina, en una alfombra, en una pila de tarjetas de presentación que esparció por el pasillo y en toda su camisa de botones.

“Que los puentes que estoy quemando iluminen el camino”, escribió.

A.S.A.P. Rocky, Eminem y PNAU fueron la banda sonora de su dramática despedida. En algún momento, la lata de una bebida alcohólica terminó en una pecera.

Según Pellegrino, Sidoti había dicho que “no me importa que sea nuestro analista senior más joven, tráiganme sus archivos en papel… ES REEMPLAZABLE”. Luego pasó a los “archivos electrónicos”, para lo cual puso un password en su computadora y rompió el teclado. Al parecer, encontró la computadora de otra persona, que usó para escribir una carta de renuncia concisa, que decía “JÓDETE, RENUNCIO”.

Si tuviéramos que elegir el punto más alto o el más bajo del video, sería cuando sonó “¿How Will I Know?” de Whitney Houston para un segmento del video que describió como “El final de una era”, o el hecho de que puso “Break Up in a Small Town” de Sam Hunt (“Supongo que así es como funciona / Cuando te separas de alguien en un pueblo pequeño”) mientras firmaba su carta de renuncia.

El New York Post cree que el incidente ocurrió a fines de junio; la cuenta de Instagram de Pellegrino ha sido desactivada desde entonces. Aunque nadie sabe qué fue exactamente lo que lo impulsó a expresar su punto de vista al desperdiciar cientos de dólares en champagne, una fuente anónima de Sidoti & Company señaló que “Pellegrino creía que estaba mal pagado”.

Cuando intentaron ponerse en contacto con Peter Sidoti para hablar sobre la forma en que Pellegrino presentó su renuncia, dijo: “No sé ni cómo responder”. Luego colgó el teléfono.

Síguenos en Google News

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.