MúsicaPortada

Sam Smith conquista corazones en el Palacio de los Deportes

Sam Smith demostró su amor por México durante el concierto que ofreció la noche del viernes en el Palacio de los Deportes, donde 15 mil 62 personas disfrutaron de una velada llena de emotividad y euforia.

En este regreso a la capital mexicana, luego de tres años de ausencia, la estrella londinense provocó el suspiro de muchos fanáticos, quienes a lo largo de este espectáculo cantaron a todo pulmón sus más grandes éxitos.

Con 22 temas en el repertorio, que forman parte de su actual tour en el que promociona su reciente álbum “The thrill of it all”, el rubio vocalista conquistó los corazones de los asistentes.

La canción “Burning” fue con la que arrancó esta fiesta, que tuvo momentos alegres, acústicos, de amor, desamor, pero sobre todo se caracterizó por mostrar un derroche de talento del anfitrión.

El intérprete ganador del Grammy y el Óscar apareció sentado en una silla, con playera blanca y saco negro para continuar con “One last song” y “I’m not the only one”.

“Ciudad de México, ¿cómo se encuentran esta noche? Les quiero dar la bienvenida”, expresó Smith en una pasarela, por donde se desplazó a lo largo de esta cita.

Al poco rato apareció una banda de acompañamiento, en un escenario que estuvo conformado por una estructura piramidal que cambiaba de colores y con algunas pantallas. Eran tantos los gritos y aplausos de los fans, que el músico de 26 años simplemente sonreía y hacía reverencias para agradecer todo el cariño recibido.

“Dios mío, Ciudad de México. Muchas gracias por dejarme regresar a este país al que amo, quiero escucharlos cantar, ustedes son realmente especiales para mí, los invito a bailar”, platicó.

En diversas ocasiones los melómanos encendieron las luces de sus celulares, por ejemplo cuando sonaron los acordes de “Writing’s on the wall”, tema con el cual ganó el premio de la Academia a Mejor Canción Original.

Un ritmo más bailable sonó en “Omen”, tiempo en el que todos se levantaron de sus asientos, tras haber escuchado melodías como “Lay me down”, “Nirvana” y “ I’ve told you now”.

Fueron tres los cambios de vestuario que tuvo el cantante de “Latch” y “Money on my mind”, quien una noche antes estuvo en Monterrey, Nuevo León.

En “Too good at goodbyes” mostró una bandera mexicana, pero antes en “Him” su séquito iluminó este recinto con de los colores del arcoíris, gracias a la luz de sus teléfonos, él gritó “amor es amor, déjenme ver sus manos”.

Luego de una salida en falso, Sam Smith regresó a la plataforma para cantar en la parte de arriba de una escalera de caracol la pieza “Palace” y continuar con “Stay with me”, el cual ganó como Mejor canción del año, por los Grammy.

“Les quiero dar las gracias desde el fondo de mi corazón, son increíbles, los amo”, concluyó antes de decir adiós con su melodía “Pray”.

Notimex

Comenta esta nota con nosotros en nuestro grupo o en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Hablamos de

Noticias Relacionadas

Adblock Detectado

Por favor, considera ayudarnos desactivando tu ad blocker. Te prometemos que nuestra publicidad NO es molesta. Gracias a ella es que seguimos online.