Economía

Mujeres enfrentan dificultades para integrarse a la fuerza laboral turística

De acuerdo con el estudio Empleabilidad y equidad de las mujeres en la industria turística, entre los principales problemas a los que se enfrentan las mujeres en este ramo laboral es a jornadas laborales demandantes y la falta de experiencia, comentó la Maestra Laura Leticia Ramírez Nájera, docente de la Universidad del Valle de México Campus San Rafael.

La docente, al dictar la ponencia en el 11º Congreso Nacional de Investigación realizado en el Campus Monterrey Norte de la UVM, comentó que otro de los problemas principales a que se enfrentan, es la falta de manejo de idiomas. Añadió que el turismo es una actividad que estadísticamente emplea un porcentaje muy alto de mujeres, más que otros sectores. Asimismo, destacó que la dinámica del turismo es muy versátil y ofrece oportunidades de trabajo y desarrollo para los empleados.

Muchos de los problemas a los que se enfrentan las mujeres del sector turístico tienen su origen en la falta de preparación profesional, la demanda de su atención en el hogar, y/o la falta de apoyo para desarrollarse profesionalmente en la industria. Cabe destacar que estos resultados fueron proporcionados por la Organización Mundial del Turismo (OMT), por lo que son generalizados a nivel internacional.

“El papel que juega la mujer dentro de las actividades productivas en el medio turístico es relevante, sin embargo, hay que prestar atención a ciertos elementos para posibilitar la empleabilidad como una herramienta de dignificación y equidad laboral. En el caso de México, la Secretaría de Turismo, en su programa sectorial de turismo del 2013, indica que el turismo es una actividad altamente relevante para el desarrollo de los países, y para ello mide la competitividad mediante diferentes indicadores, uno de estos es la profesionalización, la cual tiene estrecha relación con el factor humano y su preparación”, comentó la docente. 

De allí que se presentan los siguientes datos: la población empleada en el sector terciario (servicios) es del 50.8% para el caso de los hombres y el 49.12% para las mujeres, según datos del Inegi, en el 2017. En concreto, los rubros como comercio al por menor, servicios educativos, servicios de salud y servicios turísticos son los que emplean con mayor frecuencia mujeres. Del total de los empleos generados a partir de actividades como servicios de hospedaje y de preparación de alimentos y bebidas el 58.5% de los puestos están ocupados por mujeres. 

Así pues, el turismo posee un gran efecto multiplicador para el empleo, pocos impedimentos para ingresar y es más propenso a contratar mujeres que otras industrias. El turismo ofrece oportunidades de poner en marcha negocios que se pueden desarrollar desde el hogar, como la elaboración de artesanías, de bienes alimenticios o guías turísticas entre otros muchos productos. El turismo ofrece trabajo de tiempo parcial y por turnos que puede ser útil para las mujeres que tienen responsabilidades domésticas. 

El estudio de la Mtra. Laura Leticia Ramírez, expresó que, a través de una encuesta, el 53.8% de las mujeres expresaron que para que ellas logren el empoderamiento y orgullo de sus actividades laborales en la industria turística, se requiere se les brinde mayor credibilidad y asignación de responsabilidades, seguido de mejores condiciones de trabajo y capacitación.

“Como se observa, señaló la docente de Administración e Innovación del Turismo en UVM Campus San Rafael, dijo que los resultados son reveladores, pues a pesar de que el turismo es una industria que mayoritariamente emplea mujeres jóvenes, no ha logrado brindar condiciones que empoderen y hagan que las mujeres se sientan capaces y orgullosas de su trabajo. Por otra parte, hay que destacar que las encuestadas perciben desigualdad en las actividades que desempeñan hombres y mujeres. Sin duda, la industria turística aún tiene grandes retos para consolidarse y brindar mejores condiciones de trabajo para las mujeres que se desarrollan en esta área”, comentó.

Finalmente, la docente de UVM, dijo que podemos intuir que la industria turística, es flexible respecto a la equidad de género al ser una de las industrias que más mujeres contrata. Sin embargo, existen empresas o prácticas que encasillan la participación de la mujer, mermando su desarrollo profesional.